El Dólar
Compra:
$18.30
Venta:
$20.30
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 1,133,613

    Muertes: 107,565

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 36,226

    Nuevo Laredo: 2,878

    Laredo, Texas: 20,524

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 3,017

    Nuevo Laredo: 338

    Laredo, Texas: 413

La historia del Ferrari enterrado en un jardín

El auto fue encontrado en 1978 por dos niños originarios de Los Ángeles, en Estados Unidos

Todo comienza en el año de 1974. [Agencias]
El Universal

CIUDAD DE MÉXICO.- Muchas personas adoptan la costumbre de cavar hoyos en sus jardines con el objetivo de dejar “tesoros” que a futuro puedan desenterrar o dejar ahí para que futuras generaciones descubran, pero nadie pensaría que un día, alguien podría encontrar un Ferrari en el jardín de su casa.

Todo comienza en el año de 1974 cuando el señor Rosendo Cruz, quien se dedicaba a la plomería, decidió regalar a su esposa un Ferrari Dino 246 GT de color verde metal, para celebrar el aniversario de su boda.

Luego de una cena romántica en un restaurante, la pareja fue testigo de algo insólito: el vehículo había desaparecido.

Rosendo reportó los hechos a la policía, quienes comenzaron a buscar el auto por todos lados, pero no tuvieron la fortuna de encontrarlo. Luego de algunos meses, el caso llegó a su fin y el plomero recibió alrededor de 22 mil 500 dólares, que era el precio del auto en aquellos años.

Este hecho apareció en la primera plana en los periódicos más importantes de la época, todo el mundo se preguntaba qué había sucedido con el auto italiano, hasta que fue quedando en el olvido.

Cuatro años más tarde, un par de niños se encontraban jugando en el jardín de su nueva casa, cuando notaron algo extraño en el pasto, un plástico que se notaba en el jardín del hogar. Los niños decidieron cavar hasta que notaron que había algo bastante grande ahí. La policía intervino en el asunto y después de escarbar algunos metros, encontraron el Ferrari Dino, por lo que revisaron la matrícula y el número de serie, los cuales coincidían con el auto que Rosendo había reportado.

Las investigaciones dictan que el plomero tenía algunos apuros económicos cuando decidió regalar el auto a su esposa. Rosendo no quería que el vehículo le fuera embargado, por lo que le pidió a un par de amigos que le robaran el auto y lo tiraran al mar para que el señor pudiera recuperar el dinero.

Sin embargo, los amigos del plomero decidieron enterrarlo en un terreno, que en aquellos momentos se encontraba vacío. El auto pasó a ser propiedad de la aseguradora, hasta que fue adquirido por un mecánico, quien lo restauró, aunque el auto siempre será recordado como “El Desenterrado”.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows