El Dólar
Compra:
$18.30
Venta:
$20.30
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 1,100,683

    Muertes: 105,459

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 35,817

    Nuevo Laredo: 2,847

    Laredo, Texas: 19,703

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 2,988

    Nuevo Laredo: 334

    Laredo, Texas: 398

Comparte seminarista experiencia en Madrid ante Covid-19

Tenemos que dejarnos de tonterías e irresponsabilidades! Ya no cabe ni el 'no pasa nada', ni el 'a mi no me va a pasar', asegura Luis Donaldo, quien pertenece a la Diócesis de Nuevo Laredo

Luis Donaldo González Pacheco considera que no se vio como problema lo que ocurría en el mundo. [Cortesía]
José García/Líder Informativo

NUEVO LAREDO, TAM.- “La contingencia sanitaria por el coronavirus se veía venir desde antes que se declarara. Bastaba ver las noticias: Italia, un vecino muy próximo lo estaba pasando bastante mal. Y, aquí en España, los números de contagios subían día a día. Quiero decir: considero que se agravó tanto porque se fue asimilando muy lento y, tengo que decir, con mucha indiferencia o descrédito. No se tomó como algo serio”, así describe la situación tan grave que se vive en Madrid, España, el Seminarista de la Diócesis de Nuevo Laredo, Luis Donaldo González Pacheco, radicado en estos momentos en Madrid, España.

“Vivo en un pequeño seminario y casa para sacerdotes dentro de la facultad de ciencias humanas y sociales de esta Universidad. En total somos 22 de distintos países: España, Guatemala, Perú, Venezuela, República Dominicana, Haití, Paraguay y México (Tabasco, Colima, Chiapas, Tamaulipas), cuenta el joven estudiante de Teología en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid).
González Pacheco, de 25 años, considera que el problema está en que no se vio como problema lo que ocurría en el mundo en torno al Coronavirus. Por ello, la situación se convirtió en una pandemia.

“Tengo la sensación de que los gobernantes pensaron que era algo que se podía controlar fácilmente. Por tanto, no vieron la “necesidad” de reducir los espacios y eventos públicos.
Resultó ser un gran error. Tanto que, el 9 de marzo, la Comunidad de Madrid anunció la suspensión de las actividades escolares en todos los niveles, luego, el cierre de comercios y la recomendación de teletrabajo. Así, fuimos llegando al sábado 14, cuando el presidente del gobierno declaraba oficialmente a toda España en “situación de alarma”, que, entre diversas medidas, restringe a lo esencial las salidas de casa”, precisa el Seminarista.

González Pacheco señala que cuando terminó la licenciatura en filosofía, el Obispo Enrique Martínez, le propuso estudiar la siguiente etapa de su formación en Madrid. Así, junto con otros tres seminaristas de Nuevo Laredo (Alfredo, Jesús y Martín), llegó a aquella nación en agosto de 2017, destinado por tres años para estudiar teología en la Universidad Pontificia Comillas.

“Extraño mucho mi país. Por eso rezo mucho por él. Pero también leo las noticias. Estoy al tanto. Pero más que opinar respecto a eso me gustaría que nos pusiéramos a pensar un momento: ¿Cuántas ciudades en México están preparadas para semejante crisis? ¿Cuántos hospitales están listos para recibir en masa a miles de enfermos? La respuesta la tenemos bien clara: porque conocemos bien nuestra realidad, no podemos permitir que el virus nos controle, nos someta. Sería un error garrafal… sí, muy lamentable y doloroso. Y, aunque he dicho que el virus no distingue, aquí sí que me atrevo afirmar, más doloroso aún para los más vulnerables y pobres”, comparte el joven estudiante del sacerdocio.

“¡Tenemos que dejarnos de tonterías e irresponsabilidades! Ya no cabe ni el “no pasa nada”, ni el “a mi no me va a pasar”, sentencia.

Retoma que aunque el decreto de alarma, en España, tiene una vigencia de 15 días (que se puede extender), cree que no es posible decir una fecha exacta sobre el fin del problema, ya que todo depende del control que las autoridades sanitarias puedan tener sobre el virus, y, por su puesto, la necesaria cooperación de los ciudadanos.

De izquierda a derecha: Seminaristas Alfredo Ordoñez Cruz, Jesús Medina Hernández y Luis Donaldo González; Monseñor Enrique Sánchez Martínez; seminarista Martín Gerardo Mendoza y Padre Enrique Climent, Rector del Seminario, en la última visita del Obispo a esta ciudad. [Cortesía]

SÓLO COMPRAS NECESARIAS
Luis Donaldo González explica que cualquier persona que no tenga una actividad justificada fuera de casa, no puede salir de su domicilio. Sí, bajo pena de multa. “Esta es la mejor forma de prevenir y contrarrestar los contagios. Es la mejor manera de colaborar con la sociedad en este problema”, puntualiza.
“Ahora bien, hacer compras es una cosa necesaria: comida, medicamentos, recursos esenciales. Esto es posible. Sin embargo, se ha pedido claramente que se respeten las medidas exigidas por la sanidad para evitar más contagios. Así, cuando uno sale al mandado, o a cualquier cosa justificada, tiene que salir solo”, abunda.

COMUNICACIÓN CON EL EXTERIOR
Al hablar del contacto con el exterior, expresa: “Estamos en un mundo interconectado. El virus es un ejemplo de ello. En cualquier caso, gracias a Dios, los medios de comunicación nos permiten interactuar entre nosotros con mucha facilidad. Hoy, tanto nosotros, como el resto de las personas que vivimos en España, estamos sobrellevando esto con ayuda de la tecnología. Basta un segundo para hacer una videollamada, un mensaje… hasta jugar, y, por supuesto, tener clases en línea. ¡Bendita tecnología!”.
“Pero, tengo que decir, aunque está todo esto, se necesita mucha paciencia… Pienso, sobre todo, en las familias que viven en departamentos y no tienen posibilidad de tener un pedacito de patio (que aquí son muchísimas)”, comparte.

UNA SITUACIÓN MUY GRAVE
Respecto a la gravedad del Coronavirus, en España, el joven Seminarista subraya que al día de hoy 22 de marzo (ayer), solo en España, se habla de más de 28 mil infectados y alrededor de mil 700 muertos. “El sistema sanitario no da abasto: no hay ni habitaciones de hospital ni médicos suficientes para atender a todos los que presentas síntomas. Es una situación muy complicada que puede afectar a todos: desde los más pobres hasta los más ricos; desde los mayores hasta los enfermos. Esta virus no distingue: hoy mismo la esposa del presidente del gobierno español está infectada, también otros funcionarios y políticos, artistas, futbolistas, médicos, sacerdotes. Hoy, jugar a ser inmune es una verdadera tontería. Yo mismo tengo conocidos que están internados en el hospital”, acota.
Al hablar de las medidas que aplica para mantenerse aislado, dice que, “como en toda España, menos los que están en hospitales, el lugar para aislarte es la propia casa. Yo estoy en mi habitación, procurando salir lo menos posible a las áreas comunes. No es tan sencillo: ¡Las personas necesitamos contacto y relación! Sin embargo, ahora no es del todo posible, ni conveniente. Tenemos que mantener la distancia. Eso ahora es un acto de caridad y responsabilidad”.
“Es por eso que, en medio de tanta información, soledad y poca actividad física, hay que buscar tener la mente ocupada: yo me dedico a estudiar, a leer, a escribir alguna cosa, a veces ver alguna película. Pero no solo eso. También rezo mucho. Y, todos los días, por la mañana y con mucho cuidado, celebramos la misa en comunidad”, añade.

MENSAJE A LOS FRONTERIZOS
Luis Donaldo González Pacheco, al compartir su mensaje a los fronterizos, recalca que lo primero que se debe asimilar es que esto no es un juego: “si España pudiera regresar el tiempo y permanecer en casa para que esta crisis no se desatara, estoy seguro -y así lo creen todos mis amigos- que lo haría. ¡Con la salud no se puede jugar! Menos con semejante virus que se puede colar por cualquier sitio, hacer mucho daño, e incluso provocar la muerte. También quiero aclarar que este no es un virus solo de “viejitos”. No. Esta enfermedad es seria. Hay personas jóvenes que están presentando muchísimas dificultades. Confío en Dios que sí se supere esta emergencia. Sin embargo, no solo es cuestión de pedirle a Dios que lo solucione todo. Dios no funciona como “Superman”. Hay que rogar mucho a Dios y poner atención: cooperar y ser responsables con lo que se nos pide”, enfatiza.
Y remata: “Realmente, si queremos que esto pase, hay que tomarlo en serio cuanto antes. Hoy por hoy, estar en casa y prevenir, es un acto de caridad y responsabilidad cívica. ¡No podemos seguir dormidos!. Desde pequeño he visto que nuestro país se distingue por ser altamente solidario y cariñoso. Hoy nos toca hacerlo por nosotros mismos. Seamos conscientes de la gravedad de esta crisis sanitaria. ¡Qué no nos pase de noche la gran oportunidad que tenemos de prevenir! Pongan los ojos en España, aquí en Madrid. Ahorita México tiene semanas de ventaja respecto de nosotros. Tienen que aprovecharlas. Rezo mucho por ustedes. Nuevo Laredo ha sido mi casa desde que tengo memoria. En esa ciudad crecí, estudié desde la educación infantil hasta el bachillerato. Allí está mi familia. Nuevo Laredo es mi ciudad. Mi Diócesis”.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows