El Dólar
Compra:
$18.80
Venta:
$19.90

No es romance: es abuso

Expertos advierten que la relación entre un menor y un adulto podría ser delito; comparten señales para detectar y resolver estos casos

Este tipo de relaciones son de poder donde se comete un abuso. [Pixabay]
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Parecía un cuento feliz.

Fabiola se había enamorado de un hombre a quien admiraba, con quien estaba experimentando cosas nuevas, y la hacía sentir segura y amada.

Pero ella tenía 15 años y él 35; él ocupaba un cargo superior donde trabajaba, le pedía esconder la relación y la manipulaba para hacer cosas que no quería.

Le tomó años darse cuenta de que aquello fue un abuso.

«Yo estaba muy enamorada porque él me hacía creer cosas y yo era una niña que me estaba convirtiendo en adulta», cuenta Fabiola (nombre ficticio) de hoy 38 años.

«Era un adulto que se aprovechó de la situación, que sabía bien lo que estaba haciendo».

Su historia recuerda a la de la cantante Sasha Sokol, quien el martes reveló que el productor Luis de Llano Macedo abusó de ella cuando era menor de edad, pues mantuvieron una relación en los años 80, cuando ella tenía 14 y el 39.

Estos vínculos entre un adulto y un menor distan de ser romances, de acuerdo con especialistas: son relaciones de poder donde se comete un abuso.

Amores entre iguales

El amor se da entre iguales.

«No digo iguales de cuerpo, digo iguales en autonomía, poder y en condiciones», señala Mariana Gabarrot, especialista en género y profesora de la Escuela de Humanidades y Educación del Tec de Monterrey.

«No puede haber romance si no hay igualdad de condiciones para decidir».

La edad, la jerarquía y género ponen en diferentes condiciones a las personas.

No es lo mismo una relación entre adolescentes de 16 años, o una chica de 14 y un chico de 18, que una de una de 15 y un hombre de 30.

El adulto tiene ventaja en conocimiento y experiencia.

«En el caso de los y las menores se desarrollan en su cuerpo, pero también en sus emociones y en su sexualidad», señala la psicóloga y sexóloga clínica Karla Urriola.

«No quiero invalidarlas como que no saben lo que quieren», aclara, «pero no tienen experiencias como para discernir ‘me están utilizando’, ‘quizá no me están valorando’, ‘estamos en igualdad de condiciones»’.

Este tipo de relaciones pueden afectar el desarrollo de los menores. Además de que la relación sexual entre un adulto y un menor es un delito: si la minoría de edad es entre 15 y 17 años se comete estupro, en el que intervienen la seducción o engaño y el supuesto consentimiento.

Si no hubo consentimiento o si la víctima es menor de 15 años, es violación.

En algunas tipificaciones del estupro se expresa que es un delito que debe denunciar la parte ofendida o quienes ejerzan la patria potestad o tutela. De ahí la importancia de que los padres estén atentos a sus hijos.

Los casos de Sasha y de Fabiola también se parecen porque los hombres que abusaron de ellas tenían una posición superior en lo laboral.

Estos vínculos, que ocurren en lo académico, ponen en desventaja a los subordinados, pues quien está arriba puede aprovecharse de su posición para lograr lo deseado con amenazas o chantajes.

«Después de la edad y lo laboral, también viene la relación de género», señala Gregorio Reyes, del colectivo Amigo Date Cuenta.

Socialmente, explica, en jerarquía lo masculino está por encima de lo femenino.

Abuso de poder

Tanto en el aspecto de la edad como en el de la jerarquía, hay un concepto muy importante para comprender por qué estos vínculos son un abuso: el poder.

Quien es mayor o está en una posición superior, tiene todo a su favor para hacer lo que la otra persona que está en subordinación haga lo que quiera.

«Ahí tú puedes ir a muchos extremos», apunta Gabarrot.

«Desde ‘tengo el poder de forzarla físicamente porque soy más fuerte’, pero también ‘tengo el poder de aprovecharme de su inmadurez para manipularla'».

La misma Sasha lo explicó al narrar la historia de su abuso.

«Me costó mucho dejarlo», contó, «él era un hombre poderoso en la industria; mi representante y mi productor. Yo tenía mucho miedo que al separarnos mi carrera se viera lastimada».

Aunque habrá casos donde las y los jóvenes menores puedan buscar un acercamiento con alguien mayor, como su profesor o su jefe, la responsabilidad siempre será del adulto, ya que un menor está en un periodo de crecimiento, descubrimiento y entendimiento.

«La persona adulta siempre tiene la experiencia, el desarrollo, la información para parar cualquier situación, incluso sea algo que le sorprenda», indica Urriola.

«Si tú representas alguien de jerarquía, de admiración, de poder», añade, «no debes involucrarte con esa persona».

Ser hombre

Entre los múltiples factores que influyen en que ocurran estos abusos, está la fuerte presión social a las masculinidades para demostrar que se es hombre.

«Una práctica (para probarlo)», dice Reyes, «es estar demostrando que les gustan las mujeres y que son propiedad de ellos».

Por ello, apunta, es necesario comenzar una reflexión en torno a las masculinidades, para salir de las jerarquías de relaciones de poder que se ejercen.

«Entrar a esta reflexión nos permite ampliar nuestro panorama para poder tener una visión más crítica sobre lo que está sucediendo», detalla, «y permitirnos no violentar a otras personas y no violentarnos a nosotros mismos».

Y aunque la culpa de estos abusos siempre será del agresor, enfatizan las especialistas, es importante romper el tabú de la educación sexual para que los menores estén informados y puedan identificar cuando están en estas situaciones.

Además, es urgente dejar de revictimizar a las víctimas y sobre todo, creerles.

Alto al abuso

Estas son algunas señales de una relación de poder y abuso:

– Ocurre a escondidas
– Hay condiciones o manipulación
– Existe diferencia de edad marcada
– Una de las partes tiene mayor jerarquía
– Hay admiración de una de las partes

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

328 Follows