El Dólar
Compra:
$18.30
Venta:
$20.30
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 1,144,643

    Muertes: 108,173

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 36,383

    Nuevo Laredo: 2,889

    Laredo, Texas: 20,731

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 3,032

    Nuevo Laredo: 338

    Laredo, Texas: 417

Trastocan dichos del Papa cimientos eclesiásticos

En Filipinas, las autoridades tomaron la postura del Papa como un catalizador para avances políticos en torno al tema; en Zimbawe, activistas aplaudieron las declaraciones

En esta fotografía de archivo del 18 de enero de 2015, una multitud vitorea al papa Francisco durante su reunión con la juventud en la Universidad de Santo Tomás, en Manila, Filipinas. [AP Foto/Aaron Favila, archivo]
AP

CIUDAD DE MÉXICO.- Las palabras de un Papa nunca dejan a la sociedad indiferente y los comentarios de Francisco sobre la unión civil entre homosexuales han suscitado todo tipo de interpretaciones en muchos rincones del planeta: unos han tomado lo dicho por el Pontífice como un gran paso hacia la igualdad de derechos; otros, como una afrenta a la doctrina católica.

En Filipinas, las autoridades tomaron la postura del Papa como un catalizador para avances políticos en torno al tema. En Zimbawe, activistas aplaudieron las declaraciones, pero aún dudan que éstas se traduzcan en cambios al interior de un país en donde la discriminación contra la comunidad LGBT+ continúa muy extendida.

Sin embargo, en ninguna otra región se ha observado mayor polarización en torno a las palabras de Francisco como en América Latina, lugar en donde la influencia de la Iglesia Católica es notoriamente prevalente.

A principios del presenta año, Costa Rica se convirtió en la sexta nación latinoamericana en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, acto que también está avalado en algunas entidades de México, Brasil, Colombia y Uruguay. Ecuador lo legalizó en 2019 y Panamá se encuentra en estos momentos en medio de un acalorado debate sobre el tema.

Parte del impulso a favor de garantizar estos matrimonios tuvo como su origen una declaración de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de enero de 2018, en la que se indicó que los 25 países que habían firmado la a Convención Americana de los Derechos Humanos tenían que garantizar que todos los derechos de los que gozan las parejas heterosexuales serían extendidos a las parejas del mismo sexo.

No obstante, la Iglesia Católica se ha resistido a estos cambios.

Cuando era arzobispo de Buenos Aires, el Papa Francisco apoyó las uniones civiles para parejas gay como alternativa al matrimonio entre personas del mismo sexo, además, sus más recientes comentarios procedieron de una entrevista que se le realizó en 2019. En aquél momento, sus declaraciones no fueron divulgadas.

México -una de las naciones con mayor presencia de devotos católicos- ha sido uno de los países en donde la postura del Papa ha generado más controversia.

“Las conferencias episcopales se han quedado pasmadas”, comentó Hugo Valdemar, ex vocero, durante la dirección del cardenal emérito Norberto Rivera, de la Arquidiócesis de la Ciudad de México. “Yo creo que va a haber un ominoso silencio de unas y un aplauso de las más liberales”, acotó el religioso, ahora confesor de la catedral metropolitana, pero todavía cercano al cardenal, uno de los clérigos más conservadores del país.

De acuerdo con Valdemar, los comentarios de Francisco contradijeron “todo el magisterio de Juan Pablo II y de Benedicto XVI”, algo que consideró “desconcertante”. “Aunque no sea un documento oficial, es una opinión que el papa no puede permitirse porque no es un monarca con autoridad absoluta, debe actuar en marco de la doctrina de la Iglesia”.

“Es una situación profundamente dramática porque es una opinión que ahonda la división de la Iglesia, el cisma de facto que ya hay”, subrayó. “A los enemigos del Papa les va a dar todas las armas para atacarlo”.

La división entre el clero mexicano ha sido evidente. Para el sector más liberal del catolicismo las palabras del Pontífice fueron una bocanada de aire fresco.

“Me alegro muchísimo de que se abra una puerta nueva en la Iglesia para las personas que todavía no tienen cabida en ella, porque Dios nos va a preguntar por ellas”, expresó el obispo de Saltillo, Raúl Vera, quien aseguró que se trataba de “un gran paso”.

El obispo de 75 años -heredero de la Teología de la Liberación y quien ya ha presentado su renuncia al Papa- añadió que era “importantísimo que iniciemos una nueva etapa en la relación de la Iglesia Católica con la familia LGTB en el mundo”.

Por otro lado, Aldo Dávila, primer diputado de Guatemala que abiertamente se ha declarado homosexual, también celebró los comentarios de Francisco.

“Esta muestra de tolerancia, amor y respeto a la gente es importante, sobre todo ahora que vemos que países de Centroamérica están evolucionando; Panamá está hablando del tema, México y Costa Rica ya han aprobado leyes, quizás esto puede contribuir”, explicó.

No obstante, la plétora de posturas en América Latina ha dejado claro que las modificaciones en la estructura eclesiástica, si es que llegan, atravesarán un camino complicado.

Monseñor Daniel Fernández Torres, obispo de la ciudad de Arecibo en Puerto Rico, rechazó las “supuestas declaraciones” del Papa porque, dijo, “no pueden cambiar la doctrina de la Iglesia Católica ni ir en contra de ella”.

Fernández aseveró que él seguirá la línea de los textos publicados durante el pontificado de Juan Pablo II, los cuales afirman que el respeto a los homosexuales no significa que se apruebe su conducta.

En La Paz, Bolivia, David Aruquipa, quien desde hace 11 años ha mantenido una lucha legal para que se reconozca su relación con su pareja, Guido Montaño, se mostró optimista ante la noticia. “Creo que ha sido muy atinado (…) para que todos tengamos los derechos civiles de cualquier pareja y familia”.

Del otro lado del mundo, en Zimbawe, se vive uno de los escenarios más conflictivos, ya que se trata de una nación con más de un millón de fieles católicos y con una tradición, aún vigente, de escarmiento público para los homosexuales.

“Sufrimos humillaciones como la criminalización de las relaciones sexuales entre hombres o mordaces ataques de nuestras autoridades”, lamentó Chester Samba, director de Gays y Lesbianas, un colectivo que aboga en favor de los derechos de la comunidad LGBT+.

Entre tanto, en la región más con más católicos del continente asiático, Filipinas, la condena de la jerarquía eclesiástica se combinó con el optimismo de algunos políticos.

Harry Roque, portavoz del Presidente Rodrigo Duterte, enunció que el Mandatario ha apoyado las unciones civiles entre personas del mismo sexo desde hace un tiempo, con lo que las palabras del Papa podrían terminar de convencer a los legisladores del país en aras de aprobar modificaciones a los estatutos.

“Nada menos que con el Papa apoyándolo, creo que incluso el más conservador de todos los católicos en el Congreso ya no debería tener argumentos para oponerse”, planteó Roque.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows