El Dólar
Compra:
$19.80
Venta:
$21.80
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 505,751

    Muertes: 55,293

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 20,302

    Nuevo Laredo: 1,865

    Laredo, Texas: 9,126

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 1,388

    Nuevo Laredo: 217

    Laredo, Texas: 184

Hidroxicloroquina contra Covid-19, ¿efectiva o no?

No es realmente un medicamento que vaya a tener un impacto importante para el tratamiento de esta enfermedad, aunque registran resultados positivos

Este fármaco es utilizado contra la malaria, el lupus y la artritis reumatoide. [Foto: Archivo]
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre las opciones a las que han acudido los médicos alrededor del mundo para combatir al SARS-CoV-2 también está la hidroxicloroquina, medicamento utilizado contra la malaria y enfermedades como el lupus y la artritis reumatoide, y de la que al principio de la pandemia investigadores hallaron que podía detener la replicación del coronavirus en las células.

Desde entonces, el fármaco ha tenido un viaje tumultuoso y por demás polemizado, primero con estudios pequeños en pacientes que originalmente ofrecieron alguna esperanza de su efectividad; la posterior promoción por parte del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la autorización temporal de emergencia emitida por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para su uso en pacientes –permiso que luego se acusara como resultado de la presión política–.

Posteriormente, datos de ensayos clínicos aleatorios señalaron que la hidroxicloroquina no ayudó a mejorar a las personas con Covid-19 ni evitó que las personas sanas contraigan coronavirus.

No obstante, el médico mexicano Joseph Varon, desde la praxis en el United Memorial Medical Center y en el United General Hospital, ambos en Houston, Texas, ha atestiguado los resultados positivos del fármaco.

“Yo sigo usando la hidroxicloroquina, que era parte inicial del MATH+, y ahora la quitamos porque está muy politizada. Pero yo la sigo usando en mis pacientes y les va muy bien”, sostiene.

Por su parte, Rosa María del Ángel Núñez, investigadora del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav, destacó en la conferencia Antivirales contra Covid-19-19 el uso de la cloroquina, la hidroxicloroquina y la clorpromazina para bloquear el proceso de fusión entre la endosoma y la membrana del virus, acción que requiere un pH ácido.

Los tres fármacos mencionados provocan la basificación del contenido endosomal impidiendo la fusión y entrada del virus a la célula. Además, la cloroquina e hidoxicloroquina, expresó, tienen un efecto antinflamatorio, lo cual es muy adecuado para un virus cuyo efecto es la inducción de una repuesta inflamatoria.

A pesar de todo esto, el químico bacteriólogo y parasitólogo y doctor en medicina molecular Arturo Reyes Sandoval manifiesta en entrevista que aún hacen falta más estudios que sustenten a la hidroxicloroquina como tratamiento efectivo contra el Covid-19.

“En realidad, los estudios que han beneficiado para saber si funciona o no funciona han sido estudios muy grandes, con muchísimos pacientes, y realmente no han visto un beneficio como tal en el uso de este medicamento”, indica a REFORMA el profesor e investigador de la Universidad de Oxford, en donde desde hace varios años trabaja en el desarrollo de una vacuna contra la malaria, así como para males como el zika, dengue y chikungunya.

“La evidencia de que (la hidroxicloroquina) ayude es muy baja o inexistente. No es realmente un medicamento que vaya a tener un impacto importante para el tratamiento de esta enfermedad. Todavía habrá que esperar a mejores tratamientos, otras alternativas”.

Abanico de posibilidades

La investigadora del Cinvestav Rosa María del Ángel Núñez destaca tres tipos de antivirales que, dependiendo de su acción contra el virus, se clasifican como fármacos contra las proteínas del virus, contra proteínas de la célula y contra la respuesta inmune.

El primer tipo de antiviral bloquea proteínas del virus como la ARN polimerasa dependiente de ARN, que está relacionada con replicación del virus; una enzima única en estos organismos. El bloqueo de esta enzima, similar a las de otros males como influenza, rotavirus, retrovirus o hepatitis C, ataca al virus sin provocar ningún daño a la célula humana.

Con el estudio de esta enzima en otros virus se sabe qué moléculas y fármacos la bloquean, así se han diseñado antivirales que la inhiben, como la Ribavirina (empleada para herpes), Tenofovir (hepatitis B), Remdesivir (Ébola, SARS y MERS), Sofosbuvir y Galidesvir (ambos para hepatitis C).

Un blanco adicional es bloquear la replicación con inhibidores de proteasas usados en VIH, entre los que figuran Darunavir, Ritonavir y Lopinavir. Los dos últimos son más efectivos dadas las características de las proteasas en coronoravirus, y ya existe un medicamento comercial con ambos inhibidores que bloquean las dos enzimas que codifican el SARS-CoV-2, expone Del Ángel Núñez.

Una forma diferente de contener la infección es bloquear el transporte entre el núcleo, ya que a pesar de que todo el ciclo replicativo del SARS-CoV-2 ocurre en el citoplasma de la célula, requiere de componentes nucleares que al ser bloqueado su transporte se inhibe la infección.

Una opción para esto es la Ivermectina, un antiparasitario; principal problema de este fármaco, apunta la experta, es que hasta ahora no se ha probado su utilidad en inhibir infecciones virales en humanos.

Los fármacos para inhibir la respuesta inmune ante el SARS-CoV-2 actúan en el proceso inflamatorio que se presenta en pulmones y en los alveolos capilares sanguíneos, que genera el síndrome de dificultad respiratoria aguda. Algunas alternativas de tratamiento son la Dexametasona (un corticoide), que puede mejorar la disfunción respiratoria sobre todo si se administra en pulsos.

Un medicamento similar es el Tocilizumab, usado para artritis, que funciona como un antagonista de la IL6, una de las citoquinas responsables del proceso inflamatorio.

“El problema del Tocilizumab”, explica el médico Joseph Varon, “es que va en contra de una de estas citoquinas que se llama IL6; el problema es que te la baja demasiado y hace que tengas infecciones secundarias por bacterias y por hongos, entonces a los pacientes les va peor”.

Junto con las sustancias que componen el protocolo MATH+, Varon ha utilizado algunas de las opciones enlistadas por Del Ángel Núñez, como la Ivermectina.

“El problema es que cuando tienes pacientes que están tan graves les echas todo y al final realmente no sabes qué es lo que los mejora. Lo que nosotros hemos visto es que el fondo básico del tratamiento de nuestros pacientes es el MATH+, y por eso creemos que este protocolo está haciendo una diferencia”, remarca.

Finalmente, una investigación realizada por especialistas de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), del IPN y de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), identificó 20 compuestos farmacológicos enfocados hacia un blanco terapéutico específico y que son seguros para seres humanos, además de estar disponibles en laboratorios de todo el mundo, para iniciar ensayos in vitro y determinar su efectividad.

Estos compuestos, explicaron, impedirían la interacción entre las células humanas y el virus SARS-CoV-2 ya que están dirigidos a la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), que se encuentra en la superficie de las células de varios tejidos del organismo humano como riñones o pulmones, la cual, reportan algunos estudios, es la principal entrada del virus, por lo que es fundamental bloquear su interacción.

“Existen varios tratamientos comerciales que se usan contra el nuevo coronavirus que son inespecíficos, ya que han sido prescritos contra ébola, VIH o influenza. Nosotros proponemos usar una región específica de la proteína ACE2, que utiliza el SARS-CoV-2 para el desarrollo de su proceso infeccioso, con la finalidad de impedir que el virus entre a las células humanas”, precisó Claudia Guadalupe Benítez Cardoza, investigadora de la ENMH.

De acuerdo con los especialistas politécnicos, sin un tratamiento que demuestre una ventaja terapéutica sobre el Covid-19, resulta urgente el desarrollo de fármacos específicos frente a un objetivo selectivo que impida la evolución de esta enfermedad, en virtud del número de infectados y de fallecimientos tanto en México como a nivel mundial.

El arsenal

Algunos de los fármacos y tratamientos que se han probado contra el Covid-19.

Esteroides:
-Metilpredisolona
-Dexametasona

Antivirales:
-Cloroquina, hidroxicloroquina y clorpromazina
-Ribavirina, tenofovir, remdesivir, sofosbuvir y galidesvir.
-Darunavir, ritonavir y lopinavir

Anticoagulantes:
-Heparina

Inhibidores o citoquinas:
-Tocilizumab
-Sarilumab
-Anakinra

Vitaminas:
-Tiamina
-Ácido ascórbico
-Vitamina D

Imitación del sistema inmune:
-Plasma convaleciente: plasma de la sangre de pacientes recuperados, rico en anticuerpos.
-Anticuerpos monoclonales: copias sintéticas de los anticuerpos capaces de atacar al coronavirus.
-Interferones: inyección de la versión sintética de las moléculas que las células producen naturalmente en respuesta a los virus, lo que activa el ataque del sistema inmunitario.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows