El Dólar
Compra:
$17.30
Venta:
$18.00

Expedición mexicana que vigila la vaquita marina avista menos ejemplares este año

Las redes ilegales colocadas por pescadores para atrapar totoaba —un pez cuya vejiga natatoria es un carísimo manjar en China— siguen siendo el principal peligro para la marsopa

En esta imagen sin fecha difundida por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica muestra una vaquita marina. El número de vaquitas marinas de México, una especie en peligro crítico de extinción, avistadas en el Golfo de California ha descendido este año a entre 6 y 8, informaron el martes 11 de junio investigadores del grupo conservacionista Sea Shepherd. (Paula Olson/NOAA vía AP)
AP

CIUDAD DE MÉXICO.- El número de vaquitas marinas de México, una especie en peligro crítico de extinción, avistadas en el Golfo de California ha descendido este año a entre 6 y 8 ejemplares, informaron el martes investigadores del grupo conservacionista Sea Shepherd.

Es posible que algunas de las pocas vaquitas que quedan —la marsopa más pequeña del mundo y el mamífero marino más amenazado— se hayan trasladado a otra parte del Golfo, el único lugar del mundo donde viven. Sin embargo, los datos más recientes no son alentadores.

El año pasado, los expertos de una expedición de avistamiento calcularon que vieron entre 10 y 13 de estos pequeños animales, tímidos y escurridizos durante casi dos semanas de navegación por el Golfo, también conocido como Mar de Cortés.

Este año, el grupo conservacionista Sea Shepherd declaró que una expedición similar realizada entre el 5 y el 26 de mayo sólo avistó media docena, aunque la búsqueda no fue tan exhaustiva como la del año pasado.

El número de ejemplares se da como un rango porque las vaquitas sólo pueden verse desde lejos con unos prismáticos potentes o al detectar los “chasquidos” que emiten, con lo que hay un margen de error.

En su comunicado, los investigadores mostraron también su preocupación porque “a diferencia de 2023, no se avistaron crías recién nacidas” aunque sí un ejemplar joven y sano.

La mitad de los avistamientos del año pasado se produjeron fuera de una zona de protección exclusiva de las vaquitas, un área fuertemente patrullada en el Golfo donde toda la pesca está prohibida, aunque todavía se realiza ilegalmente, y donde este año se centraron los esfuerzos del equipo de científicos.

Barbara Taylor, la investigadora que lideró el estudio, dijo que aunque los resultados son preocupantes, “el área estudiada representa solo el 12% del área total donde se observaron vaquitas en 2015”. Por ello agregó que se debía extender el área de estudio “utilizando detección acústica para determinar hacia dónde se dirigen”.

Hay planes de hacerlo pero el problema es que los pescadores han empezado a retirar los dispositivos acústicos, que son costosos, y esos datos se pierden. Por eso, solo sería útil repetir la experiencia si hay más vigilancia para evitar esos robos.

Las redes ilegales colocadas por pescadores para atrapar totoaba —un pez cuya vejiga natatoria es un carísimo manjar en China— siguen siendo el principal peligro para la marsopa. En 1997, se habían contabilizado casi 600 vaquitas, cien veces más que ahora.

Sea Shepherd ha estado trabajando en el Golfo junto con la Marina mexicana para desalentar la pesca ilegal pero los esfuerzos de protección del gobierno han sido desiguales y se han enfrentado en ocasiones con la violenta oposición de los pescadores locales.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman El Grande Editorial: Líder Web y Líder Tv

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

805 Follows