El Dólar
Compra:
$20.00
Venta:
$21.50

Comía pollo con papas y dormía en un catre: Checo

Sergio Pérez compartió sus recuerdos de lo que fueron aquellos días en los que decidió viajar al Viejo Continente y lo que tuvo que sortear

Checo Pérez recordó cómo fueron aquellos días en los que decidió viajar al Viejo Continente y lo que tuvo que sortear. [Foto: Cortesía]
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Checo se siente orgulloso de aquél Sergio Pérez niño que hacía llamadas a Europa de madrugada buscando una oportunidad en el automovilismo.

En la semana previa al Gran Premio de México, Red Bull mostró un video donde el piloto jalisciense comparte sus recuerdos de lo que fueron aquellos días en los que decidió viajar al Viejo Continente y que a la postre lo convirtieron en el mejor piloto mexicano de la historia.

«Les cuento cómo me mudé de México a Alemania por mi carrera», arrancó Pérez el video.

El tapatío recordó, de inicio, que tuvo una infancia normal, aunque viajando por todo México con su papá y hermano por las carreras, y que incluso cuando viajaba de regreso a casa lo hacía con el uniforme puesto para ir a la escuela.

En ese tiempo su hermano mayor, Antonio, corría Fórmula 4 en el Reino Unido y al ver el nivel de competencia que había en Europa, sabía que si quería llegar a la Fórmula 1 tenía que dar el salto al Viejo Continente.

«Obviamente el primer paso era conseguir el dinero, mi patrocinador era Carlos Slim, pero no quería hacer el trabajo en Europa, pensaba que era muy joven, así que fui a la página de BMW, encontré la información de contacto del equipo, los correos y les escribí a todos para convencerlos de que me aceptaran porque era muy buen piloto mexicano», platicó Checo en el video, de versión animada, «For Real».

«Por la diferencia de hora con México, me tenía que levantar a las tres, cuatro de la mañana para hacer llamadas. Mis papás se enojaban conmigo porque la cuenta era muy alta y les decía ‘sí, estoy llamando a todos los equipos».

La perseverancia hizo que a Pérez le llegaran propuestas de todos las escuderías que contactó y si bien la mayoría eran muy caras, encontró una atractiva que resultó muy barata.

Checo subió a un avión sin vuelo de regreso, sin saber qué seguiría en su vida. Llegó a Múnich, sin ropa de invierno y a un hotel que estaba en la autopista repleta de camiones.

Los camioneros paraban, dormían pocas horas y seguían su viaje.

«Fui a mi cuarto y pensé ‘vaya, esto no es la Fórmula 1, está lejos de serlo’. Había sólo un catre, me sentía solo, me quedaba allí todo el día durante semanas, jugaba videojuegos todo el tiempo, era lo único que podía hacer porque no tenía celular, no había internet. Me quedé como dos meses», compartió.

Su jefe de equipo estaba construyendo un restaurante y le dijo que podía ir a vivir allí. Checo fue roomie de un cocinero, pero en su reloj biológico aún traía el horario de México, provocándole algunos momentos irritantes porque amanecía en la computadora o viendo televisión.

«Me daba hambre a media noche y sabía dónde estaba la comida, las salchichas, todo, y podía prepararme una pasta en unos minutos, así que comía pollo con pasta y al día siguiente él decía ‘me falta comida’, el cocinero no estaba muy feliz que estuviera allí», recordó Checo con humor.

Sergio Michel corrió en Hockenheimring, Nurburgrin, haciendo equipo con dos mecánicos y un ingeniero, hablando poco inglés. Había muchas limitaciones y en las carreras no tenía los resultados esperados.

«No podía crecer como conductor y mi vida, aparte de las carreras era muy difícil, eso bajaba mucho mi rendimiento. Muchas veces pensé en darme por vencido, pensaba en tal vez regresar a casa. Llamé a Carlos (Slim) y le dije ‘muchísimas gracias pero esto no es para mí’ y por otro lado pensaba en no darme por vencido por lo difícil que fue venir a Europa, si regreso a México nunca volveré».

«Quizás valga la pena darlo todo, luchar y tratar de lograrlo. Todo cambió, empezamos a tener resultados, tenía que perseguir el sueño y no podía parar hasta ser campeón mundial, no me iba a rendir. Cuando pienso en lo que he logrado, a donde llegué, fui muy afortunado con mi carrera en Fórmula 1, todo empezó como un proyecto de un niño loco, llamando gente a las 4 de la mañana sin saber inglés. Estoy orgulloso de ese niño, no importa lo loco que sea tu sueño, es posible alcanzarlo.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows