El Dólar
Compra:
$18.50
Venta:
$20.50
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 1,060,152

    Muertes: 102,739

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 35,149

    Nuevo Laredo: 2,793

    Laredo, Texas: 19,204

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 2,968

    Nuevo Laredo: 330

    Laredo, Texas: 394

Avanzan demócratas en carrera por la Presidencia EU

El virtual candidato Joe Biden ve por momentos cómo suben sus opciones de llegar a la Casa Blanca

El virtual candidato demócrata, Joe Biden, en Wilmington, Delaware; y El presidente Donald Trump, en el Monte Rushmore, Keystone, Dakota del Sur. [AP]
El Universal

WASHINGTON.- Cuando era un político en activo, una de las imágenes más icónicas de Joe Biden era con gafas Ray-Ban de aviador y una sonrisa de oreja a oreja, con los dientes blanquísimos. En los últimos días, el exvicepresidente demócrata parece que tiene motivos para sonreír, aunque sea bajo el cubrebocas que usa por la pandemia del coronavirus.

Coronado desde hace semanas como virtual candidato de su partido a la Presidencia, ve cómo las opciones de llegar a la Casa Blanca aumentan por momentos, aupado por la (nula) gestión del Covid-19 de su rival, el presidente Donald Trump, desestabilizado en las opciones de victoria a menos de cuatro meses de las elecciones.

Un mandatario que además empieza a ver las orejas al lobo, con su equipo de campaña en estado de alerta constante por la incapacidad de cimentar la ventaja de estar en el cargo más importante del planeta, con encuestas apilándose con resultados nefastos y sin triunfos con los cuales revivir su candidatura.

La media de encuestas recogidas por Real Clear Politics ponen a Biden con 8.8 puntos de ventaja sobre Trump; el cálculo estadístico recopilado por FiveThirtyEight eleva la diferencia a los 9.6 puntos favorables al demócrata. La encuesta de Monmouth University presentada esta semana, una de las mejor calificadas por los expertos por su precisión, dispara al aspirante 12 puntos por encima del gobernante republicano.

“No podemos ganar con estos números, son atroces”, confesaba al The Washington Post Edward Rollins, copresidente de uno de los principales comités de acción política pro-Trump encargados de recaudar e insuflar dinero en favor de su candidato.

El mandatario está de capa caída aun en grupos nucleares entre su electorado como los evangélicos, que, a pesar de que en global siguen apoyándolo, por primera vez le dan la espalda (aunque sea mínimamente) en los territorios donde más los necesita.

Todos los datos son malos. Incluso Biden recaudó mucho más dinero en el último mes que Trump —141 millones de dólares frente a 131 millones de dólares—, algo inaudito para un presidente en el cargo. La campaña de Trump está probando absolutamente todas las opciones posibles de ataque contra Biden, a la espera de que alguna agarre con fuerza en la opinión pública y arrastre a su rival hacia la derrota, al igual que sucedió hace cuatro años con los correos electrónicos de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Los últimos intentos van desde tachar al demócrata de senil o de dar cobijo entre su base a los que según Trump no tienen respeto por la autoridad policial. De momento, nada está funcionando, y el gobernante, a la desesperada, está apostando duramente a su discurso más radical, racista y contundente para al menos solidificar su base más fiel.

Una de las encuestas más preocupantes es la que hace una semana sacó el The New York Times, centrada en estados bisagra en los que se decidirá la elección. En todos —Michigan, Wisconsin, Pennsylvania, Florida, Arizona y Carolina del Norte—, Trump iba por detrás de Biden. La campaña del presidente tiembla y son muchas las voces que están exigiendo cambios en el organigrama, una sacudida que la resucite, porque parece estar en situación crítica y que no entiende que datos como la recuperación de empleos tras la catástrofe de desempleo por el coronavirus no haya variado ni un milímetro las encuestas. El único consuelo al que puede asirse la campaña de Trump es que a estas alturas, en 2016, Hillary Clinton ganaba también por 12 puntos de diferencia, pero terminó perdiendo. Eso sí: por culpa de tan sólo 70 mil votos repartidos en tres estados.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows