El Dólar
Compra:
$19.30
Venta:
$21.30
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 860,714

    Muertes: 86,893

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 31,087

    Nuevo Laredo: 2,437

    Laredo, Texas: 14,909

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 2,688

    Nuevo Laredo: 307

    Laredo, Texas: 345

Alertan sobre nuevo foco insurgente en África

La toma de una urbe en Mozambique y los ataques de rebeldes afines al EI han disparado alarmas sobre un nuevo foco insurgente en África

Diversos colectivos insurgentes en Cabo Delgado, al norte de Mozambique, se han declarado fieles a los principios del Estado Islámico. [AP]
Agencia Reforma

MOZAMBIQUE.- La toma de una ciudad portuaria de Mozambique por parte de colectivos rebeldes, quienes consiguieron mantener el control de la localidad, ha prendido las alarmas sobre un posible nuevo foco insurgente en África.

Mocímboa da Praia -zona portuaria estratégica ubicada al noroeste de Mozambique- es la ciudad que el Gobierno de la nación africana intentará recuperar, luego de que fuera capturada este mes por extremistas.

En este contexto, la Provincia Africana Central del Estado Islámico (EI) mostró niveles de organización, estrategia, despliegue de personal y de armas bastante notorios. Estos recursos fueron utilizados durante una batalla que duró varias jornadas y que culminó con la toma del centro urbano.

La victoria de los extremistas en Mocímboa sumó un nuevo obstáculo a los inversionistas que canalizan miles de millones de dólares en la región con la finalidad de explotar grandes depósitos de gas natural licuado.

Mocímboa, urbe del extremo norte de la provincia de Cabo Delgado, es un viejo puerto ubicado sobre el océano Índico, cerca de la frontera con Tanzania. Esta ha sido la tercera vez en lo que va del 2020 que grupos insurgentes toman la localidad, sin embargo, esta ha sido la ocasión en la que más tiempo se han afianzado del control.

Inicialmente, los rebeldes -quienes surgieron en 2017 al interior de la ciudad de alrededor de 30 mil habitantes- eran un conglomerado pequeño de militantes, pero en poco tiempo reclutaron a más personas para ensanchar sus filas.

Una vez que los colectivos crecieron, comenzaron a ejecutar violentas incursiones en zonas costeras de Cabo Delgado, en las que mataron a más de mil 500 ciudadanos, de acuerdo con el Proyecto de Ubicación de Conflictos Armados y de Recolección de Información.

Estos grupos han jurado lealtad al Estado Islámico.

Los insurgentes atacaron y tomaron, varias veces, el centro de Mocímboa da Praia. La primera ola de agresiones fue en marzo, luego en junio y ahora en agosto.

Eric Morier-Genoud, historiador de la Universidad de la Reina en Belfast, consideró que “la caída de Mocímboa da Praia” había sido “una importante victoria estratégica para los insurgentes”. “También una victoria personal. Muchos líderes insurgentes son de esta ciudad y regresaron para imponer su ley”.

“Les tomó cinco días capturar la ciudad y su puerto, en los que mostraron determinación, organización y buena planificación”, acotó.

El ataque, según el analista militar y ex coronel del ejército sudafricano Johann Smith, fue “muy sofisticado”. Smith indicó que antes del inicio de la ofensiva se realizaron “acciones preliminares” en los alrededores de la urbe, como despejar “suburbios” para que la gente “se fuera”.

Del 5 al 10 de agosto combatieron las fuerzas del Gobierno en Mocímboa. Emboscaron una caravana -en el pueblo de Awasse- de refuerzos provenientes de Mueda y más de 50 soldados perdieron la vida durante el operativo.

Para el 11 de agosto, el puerto ya estaba en manos rebeldes. Los insurgentes abrieron fuego contra naves gubernamentales para impedir el arribo de refuerzos, informó el Ministro de Defensa, Jaime Neto, en una conferencia de prensa.

“Los militares de Mozambique van a tomar Mocímboa da Praia. Lo que no se sabe es cuándo ni cómo”, expuso el experto Morier-Genoud. “Cuando lo hagan, habrá que ver si pueden conservar el control. La organización y la logística del ejército obviamente no funcionaron esta vez”.

Por otro lado, los servicios telefónicos y el acceso a Internet han sido interrumpidos en Mocímboa, situación que hará más difícil prever las acciones que los rebeldes tomarán, añadió Morier-Genoud.

“Sabemos que le dijeron a la población que llegaron para quedarse”, sostuvo el analista. “Si esto es realmente lo que planean, tendrán que asegurar el control de la ciudad e instalar un centro administrativo, que probablemente acate las leyes islámicas, o sharía”.

El profesor Yussuf Adam -académico que se ha dedicado desde hace varios años al estudio del contexto en Cabo Delgado- opinó que los insurgentes podrían no pretender conservar Mocímboa, sino “seguir lanzando ataques sueltos” para evitar quedarse en zonas en las que estarían en riesgo de recibir ataques aéreos.

“Atacarán una y otra vez”, apuntó.

Frente a este escenario, el Ministerio de Defensa de Mozambique, hasta el momento, no ha pedido asistencia del extranjero. No obstante, sí han requerido a las naciones vecinas que “vigilen” las regiones limítrofes” para evitar el ingreso de “bandidos” al territorio.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows