El Dólar
Compra:
$19.20
Venta:
$21.20
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 700,263

    Muertes: 74,348

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 28,142

    Nuevo Laredo: 2,288

    Laredo, Texas: 13,369

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 2,229

    Nuevo Laredo: 247

    Laredo, Texas: 288

Dejeme y le platico de un libro

Déjeme y le Platico de un Libro

Jaime Elio Quintero

EL OTRO ANDRÉS MANUEL
Al concluir la primera semana del presente mes, el periodista Oscar Mario Beteta, presentó en las páginas del periódico El Universal de la Ciudad de México, un ensayo periodístico, por demás interesante, sobre la nueva estrategia de comunicación y relación con las oligarquías del poder económico, mediático y con el propio gobierno de la República, emprendida por Andrés Manuel López Obrador.

Con esto, el tabasqueño replantea sus muchas veces soñado propósito de llegar a la casa oficial de Los Pinos, en calidad de presidente de este país, convencido esta vez, de que los astros de las circunstancias están alineados a su favor. Nadie sabe en realidad lo que pueda pasar y resultar en y de la elección del ya próximo, junio de 2018. De sobra sabemos, y no con certeza o verdad, que en el mundo global se viene gestando desde hace varios años un desconcertante proceso de desglobalización y surgimiento de una suerte de neonacionalismos liberales, que nadie entiende a ciencia cierta, pero que están presentes y en constante construcción.

Tal vez y en principio, podamos afirmar que estamos frente a la primera crisis de carácter estructural que enfrenta la globo-economía capitalista de Occidente; mas lo cierto es que para y en México, todo esto le viene muy bien al líder natural del partido de regeneración nacional y sus obsesiones de gobernar este país. Tal vez y como él bien lo dice, la tercera es la vencida, ya que con esta nueva estrategia se propone reinventarse y dejar atrás y en el olvido, la imagen y percepción de que es un peligro para México.

Usted, amigo lector, seguramente lo vio en días pasados en el programa matutino de Carlos Loret de Mola, en el canal principal de Televisa, su enemigo acérrimo durante años.

Esta y otras señales más, mostradas recientemente por el tabasqueño, hacen suponer que por fin se acoge a la fuerza y realidades objetivas de los poderes reales y profundos o si el cambio es por humildad y contrición verdadera. La realidad es que no lo sabemos, tendremos que verlo actuar en el convulso mundo de las presiones y asedios de los intereses en juego, de los medios de comunicación y el análisis crítico de los observadores políticos, y por supuesto, a las fidelidades o deslealtades de lo dicho, en sus espectaculares discursos de campaña.

O bien, verlo estallar, despotricar y de regreso una vez más, a sus arrebatos y naturaleza de ocurrencias y actitudes impredecibles, que si bien es cierto le acarrean simpatías y adhesiones por una parte, son por otro lado, veneno puro para la estabilidad política, crecimiento económico y redistribución social de la riqueza, funciones básicas de un régimen de gobierno.

Vale pues decir que, a lo largo de su carrera política y muy posiblemente de su vida, Andrés Manuel ha mostrado y dicho que aborrece y está dispuesto a terminar con todo lo establecido, con todo lo que representa y es -en opinión de los críticos-, el sistema político mexicano. Ha dicho y tal vez sea una de sus grandes sinceridades, que desprecia las instituciones republicanas, que echará abajo el modelo económico vigente y el diseño jurídico-constitucional, político, cultural y social actual, todo esto, a decir de él, en bien de los pobres. Luego entonces, la permanencia de este discurso le da consistencia a su verdadero perfil sociológico, característico más de un revolucionario que de un reformista, lo que bien hace suponer que podría ser más un guerrillero en el poder, que un visionario demócrata-liberal del cambio.

Pareciera entonces, al ver su nueva estrategia de campaña política de acercamiento, que el hombre del sureste mexicano estaría dispuesto a romper con todo lo antes dicho, sobre temas torales para el Estado mexicano, cuya crítica persistente y descarnada le han dado por años, notoriedad pública, liderazgo político y posibilidades reales de haber llegado a la presidencia en dos ocasiones anteriores.

Difícil de creer, pues al parecer, hasta ahora, AMLO se podría estar metiendo en un callejón sin salida. Pero veremos al paso de los próximos meses cómo se acerca o enfrenta a las clases políticas y las oligarquías presentes y en creciente formación.

En alguna ocasión, se le oyó decir al ahora en serios problemas, expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que de haber conocido el peso de las oligarquías, no habría tenido que competir tres veces para llegar a gobernar su país.
GRACIAS POR SU TIEMPO.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows