El Dólar
Compra:
$18.30
Venta:
$19.80
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 2,848,252

    Muertes: 240,906

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 65,791

    Nuevo Laredo: 5,549

    Laredo, Texas: 45,914

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 5,615

    Nuevo Laredo: 768

    Laredo, Texas: 861

Venvicias

Cines

Juan Rodríguez Contreras

La primera vez que fui al cine tenía escasos cuatro años de edad. Mi madre me llevó a ver la película de King Kong protagonizada por la bella Jessica Lange, al viejo cine Alameda que estaba frente a la plaza Hidalgo, antes de que se incendiara. Eso me causó que por mucho tiempo tuviera la grotesca imagen del “changote” en mi mente haciendo desmanes arriba de una torre. Tal vez por eso las siguientes ocasiones que fui al cine me llevó mi hermano Toño a ver películas de dibujos animados como Bambi, Dumbo y otras que se proyectaban en el viejo cine Palacio, situado en Morelos y Mina. Ya más después, en mis tiempos de adolescente iba solo al cine con algunos amigos, y nos metíamos al Cine América que se situaba en el pasaje María Isabel frente a la plaza Hidalgo, del lado de la calle Dr. Mier, para ver las películas de los Almada, o al Cine Latino, que era el mejorcito y que estaba en la avenida Matamoros, frente a la plaza México. Ahí concurríamos más, ya que en la planta alta estaba Diversiones Latino, que era una sala de videojuegos. Después hicieron el Cine Sami Continental, que era ya más moderno, y estaba en la calle Madero entre Ocampo y Reynosa, y más adelantito surgió el Cinema México, de Guerrero y Madero. Para ese entonces ya había desaparecido el cine Juárez, que estaba en Juárez y Venustiano Carranza y ni qué decir del auto-cinema Serenata. A mí todavía me tocó el tiempo en que se proyectaban tres películas por el costo del mismo boleto. Incluso había la permanencia voluntaria, por lo que muchos iban veían una película, se dormían, despertaban y veían otra. Con el paso de los años llegó el Multicinemas que estaba en un desaparecido centro comercial de Reforma y 15 de Septiembre, donde antes estaba la tienda Gigante, y donde era asiduo cliente, pues en la década de los 90´s me hice cinéfilo y cuanta película salía, cuanta película que veía, pues en ese tiempo andaba de novio y el cine era la distracción principal. Por aquel tiempo resurgió el Cine Alameda, y luego vinieron los cines de Multimedios de los centros comerciales de Soriana Reforma y HEB, y más recientemente los Cinépolis, de Paseo Reforma y donde antes estaba el Cinema México, que trajeron la modalidad de una sola película, sin permanencia voluntaria. El Latino, Palacio, Sammy Continental y América, pasaron a la historia. En lo particular soy de los que siempre ha creído que el cine se ve, se oye y se disfruta mejor en el cine. Sin embargo al parecer esa frase puede quedar en la historia, porque al paso que vamos los cines tienden a desaparecer. Ya lo estamos viendo. Por efectos de la pandemia han quebrado muchos cinemas. Aparte a las empresas también les ha afectado mucho el hecho de que ahora las películas se ven en casa, ante tanta plataforma que las exhibe como Netflix, Amazon, Disney, Claro Video y otras. De hecho se aproximan más plataformas como HBO y Universal Pictures, que ya le van a entrar a esta nueva modalidad, en el entendido de que no pueden quedarse fuera, y obvio que entre más compañías brinden el servicio, más competencia resultarán para el cine tradicional, e incluso para el servicio de televisión por cable, que también cada vez se ve menos, pues mucha gente prefiere ver películas y series en las denominadas plataformas streaming. Y aunque en teoría hay quienes dicen que el servicio de dichas plataformas es económico, comparado con lo que se gasta uno en el cine, la realidad es que para ver todas las películas de interés se debe contratar el servicio de varias compañías, y eso aumenta el gasto. Pero bueno, ya sabemos que son nuevos tiempos, sobre todo generados a raíz de la pandemia, y que todo está cambiando. Tal vez los cines puedan durar un poco más, pero definitivamente tienden a desaparecer, y con ello una de las diversiones tradicionales. Y aun cuando el cine se traslade a casa, la realidad es que no despertará las mismas emociones, empezando por el hecho de que en casa hay muchas interrupciones, y por ese simple hecho el cine se ha visto, se ve y seguirá viéndose, en el corto tiempo que le quede, mucho mejor en el cine.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows