El Dólar
Compra:
$16.00
Venta:
$16.90

Boca vence 3-2 a River y avanza a semis de Copa de la Liga

Con goles de Cavani y Merentiel

AP

Con un tanto de Edinson Cavani y un doblete de Miguel Merentiel, Boca Juniors derrotó 3-2 a su eterno rival River Plate el domingo en Córdoba y se metió a las semifinales de la Copa de la Liga argentina, instancia en la que se enfrentará con Estudiantes de La Plata.

En un partido entretenido y con alternativas cambiantes, el equipo de Diego Martínez dio la vuelta y se impuso con justicia con los goles del uruguayo Merentiel, a los 45 y 67 minutos, y de su compatriota Cavani, a los 62, después de que el “Millonario” se fue al frente a través del colombiano Miguel Borja, a los 10. En tiempo de descuento, River descontó a través del chileno Paulo Díaz.

“Sufrimos por momentos, pero nadie tiró la toalla. Creo que marcamos el empate en el momento clave. Salimos con rabia a jugar el segundo tiempo y lo ganamos metiendo y jugando al fútbol”, declaró Cavani, quien se dio el gusto de estrenarse ante River como goleador

Con 57 mil espectadores en el estadio Mario Alberto Kempes, el partido de cuartos de final entre los dos equipos más reconocidos de Argentina tuvo la particularidad de que contó en las gradas con hinchas de ambos equipos, lo cual no sucedía desde la final de la Copa Libertadores en Madrid en diciembre del 2018.

Con su triunfo, el “Xeneize” achicó la distancia que le lleva su clásico rival en partidos de eliminación directa, con 13 victorias para River y ocho para Boca.

El equipo de Martín Demichelis se puso en ventaja con una certera definición de Borja, quien había sido duda hasta último momento por una lesión en su isquiotibial izquierdo, tras una buena asistencia de la “joya” Claudio Echeverri, ya vendido al Manchester City.

Fue el segundo grito de Borja frente a Boca. El “Colibrí” es el máximo artillero del certamen con 13 goles.

En los siguientes minutos, River desaprovechó la oportunidad de aumentar la diferencia ante un rival “groggy”.

Y de a poco el “Xeneize”, con Ezequiel Fernández como titiritero y sin extrañar en demasía al suspendido Cristian Medina, comenzó a hacerse de la pelota y a generar peligro en el marco de acciones de ida y vuelta.

Parado para la contra, de forma totalmente inusual, River pudo duplicar su ventaja con un potente remate de Marcelo Herrera, despejado por Sergio “Chiquito” Romero.

Poco antes del medio tiempo, el peruano Luis Advíncula tiró una pared con Jabes Saralegui, desbordó por derecha y metió el centro atrás para que Merentiel la empujara al gol entre un mar de piernas. Por el desarrollo del juego, el empate estaba bien.

El segundo tiempo arrancó tan trepidante como lo había sido el primero. Con polémica gracias a las amonestaciones a Marcos Rojo y Borja tras un encontronazo mutuo y un gol anulado a River.

Guillermo “Pol” Fernández rechazó de cabeza un centro. La pelota dio en el cuerpo de su compañero Cristian Lema y cuando se le metía, Romero voló para impedirlo y despejó. El VAR intervino y consideró que el balón no había traspuesto la línea de gol en su totalidad, por lo que el árbitro Yael Falcón Pérez revirtió su decisión inicial.

A partir de entonces, todo fue de Boca. River empezó a pagar caro los errores de su defensa. Herrera se equivocó en una salida y el centro de Kevin Zenón terminó en salto y cabezazo goleador de Cavani. El mundialista uruguayo lleva marcados nueve tantos en sus últimos nueve partidos y pegó su primer grito ante River en tres cotejos.

Y unos minutos después, falló Leandro González Pires y la conexión uruguaya del “Xeneize” dio dividendos: Merentiel habilitó a Cavani, el arquero Franco Armani achicó y el rebote quedó a merced del exPalmeiras para el 3-1.

River buscó el descuento con amor propio pero sin muchas ideas, frente a un Boca que casi no pasó sofocones. En el séptimo minuto añadido, el chileno Díaz, quien también había estado en duda por un tema muscular, achicó el marcador para las estadísticas.

“Fue un clásico muy parejo, un partido de detalles, en los que estuvimos un poco más lúcidos y pudimos aprovechar para sacar una muy buena diferencia, que defendimos bien”, declaró Martínez, tras su primera victoria en un superclásico (el anterior había terminado 1-1 en el Monumental).

Por su parte, Demichelis, que estaba invicto como entrenador ante Boca, argumentó: “Hicimos un buen primer tiempo. Ellos encontraron el empate al final y salieron fortalecidos emocionalmente tras el gol anulado. Después nos golpearon y nos empezó a costar. Tuvimos la rebeldía para seguir buscando, pero nos quedamos sin tiempo”.

Al final, fueron los hinchas del “Xeneize” los que festejaron. En el Argentina, el último antecedente de un superclásico disputado con ambas parcialidades databa de marzo de 2018, en la Supercopa jugada en Mendoza.

Desde 2013, por razones de seguridad, en el fútbol local no se permite la concurrencia de simpatizantes visitantes, salvo en partidos puntuales de la Liga y Copa de la Liga, y en los cotejos disputados en estadios neutrales.

El próximo fin de semana tendrán lugar las semifinales del certamen, entre Estudiantes-Boca y Argentinos Juniors-Vélez Sarsfield, también en cancha neutral y a partido único.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman El Grande Editorial: Líder Web y Líder Tv

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

805 Follows