El Dólar
Compra:
$16.00
Venta:
$16.90

Beyoncé ha atraído a los fans de color a la música country ¿serán bienvenidos?

El deslumbrante paso de Beyoncé hacia la música country, y su motivación detrás de ella, ha reavivado las discusiones sobre los orígenes del género y su diversidad.

Beyonce recibe el Premio Innovator en los Premios iHeartRadio Music el lunes 1 de abril de 2024, en el Teatro Dolby Theatre en Los Angeles. Beyoncé es la primera mujer negra en la cima de la lista de álbumes country de Billboard desde su creación en 1964 por “Act ll: Cowboy Carter”. (Foto AP/Chris Pizzello)
AP
NUEVA YORK (AP) — Botas polvorientas y desgastadas. Caballos bebiendo agua. Sudor goteando de las frentes de todos los tonos de piel negra mientras clásicos del country resuenan a través de altavoces gigantes. Estos momentos se recrean con frecuencia durante las reuniones familiares de Tayhlor Coleman en su rancho en el centro de Texas. Para ella, el álbum country de Beyoncé, “Act II: Cowboy Carter”, fue la concesión de un deseo improbable.

“Hay algo que decir sobre la artista más grande del mundo que regresa a casa en el género que… todos amamos, pero nunca nos sentimos bienvenidos, es muy difícil expresarlo con palabras”, dijo la originaria de 35 años del Third Ward de Houston, la misma zona de la ciudad en la que vivió Beyoncé cuando era niña. Con artistas favoritas como Miranda Lambert y Shania Twain, Coleman esperaba que llegara este momento. “Rezaba para que algún día hiciera un álbum de country… Beyoncé es más country que mucha gente haciendo música country hoy en día”.

El último proyecto de Beyoncé no solo es número 1 en el listado Billboard 200, que incluye álbumes de todos los géneros, por segunda semana consecutiva, sino que la convirtió en la primera mujer negra en encabezar la lista de álbumes country de Billboard.

“No hay nada que esa chica no pueda hacer… eso es inspirador para mí”, dijo la superestrella del country Lainey Wilson, quien se llevó a casa el Grammy al mejor álbum country en febrero. “Estoy emocionada de ver a los fans que no sabían que les gustaba la música country descubrir que tal vez les gusta un poco”.

El deslumbrante paso de Beyoncé hacia la música country, y su motivación detrás de ella, ha reavivado las discusiones sobre los orígenes del género y su diversidad. Pero con el creciente interés de los fans de Beyoncé en un punto álgido, ¿está Nashville preparada y dispuesta a darles la bienvenida? ¿Y estos nuevos oyentes de color y otros curiosos por la novedad se quedarán o disminuirá su interés por el género?

PODER

“Seré honesta contigo: creo que es una cosa de Beyoncé. No sé si es un suceso de la música country porque eso significaría que la industria tendría que hacer algo… Creo que es uno de esos momentos culturales para las personas negras, específicamente para las mujeres negras”, dijo la artista country Rissi Palmer, presentadora del programa de radio de Apple Music Color Me Country, que ha creado una comunidad centralizada donde los fanáticos de color pueden disfrutar del género.

“Es muy gracioso para mí ver a muchos programadores de radio country tratando de atribuirse el mérito de lo que acaba de suceder con Beyoncé. Eso no era la radio country… Ese es el poder de ella, su dinero y… el reconocimiento de su marca. La fanaticada hizo eso”, dijo Palmer.

A Tanner Davenport, codirector del sitio web Black Opry, y orgulloso miembro del ejército de fans de Beyonce conocido como BeyHive, le preocupa que los logros masivos de “Cowboy Carter” puedan tener consecuencias no deseadas, como que los ejecutivos de la música country no sientan la urgencia de incluir a los artistas negros existentes y futuros. Black Opry fue fundada por Holly G en abril de 2021, cuando examinaba su relación con el género durante el movimiento de justicia social provocado por el asesinato de George Floyd. La organización tiene como objetivo amplificar las voces negras en la música country, americana, blues y folk.

“Una vez que el ‘Acto II’ haya seguido su curso y se haya ido, habrá programadores… mirando hacia atrás en este momento y diciendo: ‘Lo hicimos. Le hemos dado a una mujer negra un número 1”, dijo Davenport. “Si realmente pueden comenzar a atraer la atención de la audiencia un poco más, creo que pueden comenzar a ver el progreso implícito en esto y capitalizar este momento porque creo que se ha subvaluado mucho el dólar negro y hasta dónde puede llegar”.

NO ES UNA ANOMALÍA

Los padres de Reyna Roberts tenían una casa llena de música. Roberts, una artista country en ascenso que colaboró en “Cowboy Carter” en las canciones “Blackbiird” y “Tyrant”, dijo que algunos cuestionaron sus aspiraciones musicales.

“La gente siempre se sorprende. Pero yo soy como mis padres que ponían country, trap, rock, música clásica, blues… Todo lo que estoy creando es realmente auténtico”, dijo Roberts, quien alcanzó un gran avance en su carrera en 2020 después de tener el respaldo de la superestrella Carrie Underwood y Mickey Guyton, quien en 2021 se convirtió en la primera mujer negra en ser coanfitriona de los Premios de la Academia de la Música Country. (Charley Pride, quien murió en 2020, fue el primer coanfitrión negro de los Premios CMA en 1975).

Roberts es parte de una nueva generación de artistas, como Shaboozey, Tanner Adell y Willie Jones, que fusionan el country con otros géneros como el hip hop.

Si bien Wilson, una de las artistas más importantes del género, espera que algunos fanáticos de Queen Bey, como le dicen a Beyonce, exploren el country, ya existe un porcentaje significativo de oyentes negros. Un estudio encargado por la Asociación de Música Country de 2021, titulado “La oportunidad multicultural de la música country”, que examinó las posibles oportunidades de expansión de la audiencia, reveló que el 26% de los encuestados negros dijeron que escuchan semanalmente.

“No creo que hayan llegado al punto en el que se sientan tan seguros de estar en los conciertos de country… la amplia audiencia en la música country se reflejará en el mundo del streaming”, dijo Davenport. Agregó que Black Opry elabora estrategias para capitalizar el impulso de Beyoncé para que los fans curiosos puedan encontrar espacios “donde puedan existir y no sentirse amenazados”.

LA SENSACIÓN DE RECHAZO

La seguridad y sentirse cómodo en un entorno de música country a menudo está en la mente de los aficionados a la música country negros. Davenport estaba entre el público durante la actuación de Beyoncé en los premios de la CMA de 2016 con The Chicks, que provocó una reacción racista en línea muy documentada, y se cree que fue la génesis de “Cowboy Carter”, ya que la superestrella expresó en una publicación de Instagram: “No me sentí bienvenida”.

Durante la actuación, Davenport dice que una mujer cerca de él gritó: “Saquen a esa p—- negra del escenario”, y agregó: “Comencé a darme cuenta de que este es realmente un espacio en el que no me siento cómodo y en el que no me siento seguro”.

Ese mismo estudio multicultural de la CMA encontró que el 20% de los asistentes a conciertos de color experimentaron discriminación racial o acoso. La encuesta también incluyó a oyentes de otros géneros musicales, y hasta el 31% de ese segmento señaló que no escuchan porque “no estarían seguros/cómodos en eventos en vivo”.

Monica Wisdom lo entiende.

A principios de la década de 1990, la nativa de St. Louis asistió a un concierto de una de sus artistas favoritas, Reba McEntire. Wisdom, de 55 años, dice que la actuación de McEntire fue excelente, pero el ambiente y la multitud eran fríos.

“Fueron muy poco acogedores… Veías sus miradas de desaprobación y escuchabas comentarios y susurros, como: ‘¿Qué está haciendo aquí?‘”, recordó Wisdom, fundadora de Black Women Amplified, un grupo de empoderamiento de mujeres. “Dije si esto es lo que es la música country, no quiero nada de ella. Así que dejé de escucharla”.

Y Wisdom no ha asistido a un concierto de música country desde entonces.

Si bien artistas populares como Wilson, la legendaria Dolly Parton, Maren Morris, Jason Isbell y más han expresado públicamente la necesidad de inclusión, su alianza a veces puede verse eclipsada. En 2021, Morgan Wallen, que entonces ya era una gran estrella, fue captado por la cámara pronunciando un insulto para las personas negras mientras su disco “Dangerous: The Double Album” se encontraba en el número 1 de la lista Billboard 200 durante tres semanas consecutivas. Aunque hubo repercusiones, muchos fans lo respaldaron para aumentar su popularidad. “Try That in a Small Town” de Jason Aldean también experimentó un aumento el año pasado cuando el video musical se arremolinó en la controversia.

“Ese es el problema que tiene la industria al tratar de retener y fomentar una audiencia real de country negro”, dijo Palmer, cuyas primeras reuniones con las principales discográficas a principios de la década de 2000 incluyeron preocupaciones de su equipo sobre que su raza podría representar un obstáculo. En 2007, Palmer se convirtió en la primera mujer negra en 20 años en llegar a la lista Hot Country Songs de Billboard con “Country Girl”. Recuerda haber actuado en espectáculos con banderas confederadas (vinculadas a la extrema derecha) entre la multitud, pero cantando de todos modos como una forma de resistencia. Las preocupaciones de los sellos discográficos incluían su peinado e incluso el origen étnico de sus intereses amorosos en los videos musicales.

Palmer dice que la percepción del racismo es una “connotación difícil de superar, y hay que trabajar mucho. Tienes que responder mucho por eso y posiblemente pedir perdón… No sé si la industria está preparada para hacer eso”.

IDENTIDAD

“Creo que existe la sensación de que la música country es música blanca”, dijo Coleman, quien no siempre expresó su amor por la música country cuando era adolescente. “No estaba bien ser country… durante mucho tiempo, especialmente mientras crecía, trataba de encajar con todos los demás”. Es un sentimiento del que se han hecho eco muchos fanáticos negros, incluida Palmer.

Es posible que el género haga que los fanáticos de color no se sientan identificados porque no se ven a sí mismos. En el estudio multicultural de la CMA, los encuestados señalaron sentir que la música country no está interesada en atraerlos y no ven suficientes artistas negros, latinos o asiáticos.

“Es difícil estar en un espacio si no ves una representación de ti mismo”, dijo Roberts, de 26 años, cuya canción “Louisiana” se inspiró en “Daddy Lessons” de Beyoncé. “Mi mentalidad era que, aunque no veo representación, me aseguraré de que haya representación”.

En un estudio muy citado de 2021 escrito por Jada Watson, musicóloga de la Universidad de Ottawa, sus datos revelaron que los artistas de color recibieron solo el 1,5% de la difusión en la radio country entre 2002 y 2020. Durante ese período, con casi 15.000 canciones reproducidas dentro del formato, sólo tres de los 13 artistas negros eran mujeres. Ninguna canción de mujeres negras alcanzó el top 20 en las listas de radio country.

“Hay tanta falta de amor en el mundo de las personas negras, especialmente de las mujeres negras, que tienes que encontrar los lugares donde eres amada”, dijo Wisdom, quien creció amando a Parton y Kenny Rogers y viendo la comedia de televisión “Reba” de McEntire. “No encontré eso en la música country”.

EL IMPULSO DE BEYONCÉ

Los fans y los expertos parecen estar de acuerdo en que Beyoncé ha hecho difusión sobre las pioneras del country negro como Linda Martell y Rhiannon Giddens, y que está brindando una cantidad inconmensurable de atención hacia los artistas existentes.

“Es realmente genial para ellos… La marea creciente levanta todos los barcos”, dijo la icónica cantante Wynonna Judd, quien es mentora de varias cantantes negras establecidas y en ascenso. “Lo que pienso profesionalmente es cómo esto tiene que ser una bendición para tantas mujeres en el negocio que… quieren ser escuchadas”.

Antes de que “Cowboy Carter” anunciara oficialmente a sus artistas invitados, las búsquedas, las reproducciones por streamign y las menciones en las redes sociales aumentaron exponencialmente para muchos artistas country negros actuales como Roberts, Guyton, Adell, Tiera Kennedy, Brittney Spencer, Shaboozey y otros, debido a las historias de los medios y la curiosidad. Desde que salió el álbum, los números han aumentado aún más.

“El hecho de que Beyoncé haya sido capaz de crear esta conversación para que más personas sean incluidas en este espacio y se hable de ellas, ha sido realmente genial”, dijo Shaboozey, quien ha aparecido en “Spaghettii” y “Sweet Honey Buckin’”. “Verla venir aquí ha sido honestamente beneficioso para mí y para muchos otros artistas”.

Pero Davenport, quien señaló que el Black Opry honrará a la compositora pionera Alice Randall para el aniversario de la organización este mes, dice que, si bien el país es más diverso, el progreso ha sido demasiado lento y Nashville no ha cumplido las promesas hechas después del levantamiento por la justicia social.

“No creo que las cosas vayan a cambiar de la noche a la mañana… ahora se siente como una repetición de lo que sucedió en 2021 después del asesinato de George Floyd”, dijo Davenport, refiriéndose a la actual reacción violenta contra los esfuerzos de diversidad e inclusión. “No ha habido avances. Quiero decir, puedes verlo en los gráficos. Se puede ver en los carteles (de los festivales)”. Si bien los fanáticos dicen que la música country tiene mucho que arreglar, se dan cuenta de que tienen que hacer su parte.

“Los fans, sin embargo, tienen que asumir una responsabilidad y apoyar a los artistas”, dijo Wisdom, cuyo amor por la música country se reavivó después de ver la serie ganadora del premio Peabody “High on the Hog: How African American Cuisine Transformed America”, que presentaba un episodio de vaqueros negros. Tenemos que ir a estos shows, tenemos que comprar su música”.

EL FUTURO

Es posible que el alcance del impacto de la música country de Beyoncé no se conozca durante años, pero hay optimismo de que la curiosidad por los artistas country negros continue.

“Espero que cuando Beyoncé pase al ‘Acto III’ algunas de las personas se queden… Hay mujeres de las que nos apoyamos, y quiero asegurarme de que las reconozcamos a todas”, dijo Palmer, cuyo fondo Color Me Country Artist Grant proporciona micro subvenciones a artistas de color que persiguen carreras en la música country, americana y roots. “Me alegro de que todo el mundo esté entusiasmado con Beyoncé. Me alegro de que esté teniendo los hitos que está teniendo, todo eso. Además, recuerda que hubo gente que estuvo aquí antes”.

A pesar de que Beyoncé nunca lo dijo explícitamente, muchos fans creen que “Cowboy Carter”, así como su álbum anterior, de música dance “Renaissance”, están destinados a reclamar géneros cuyos cimientos están arraigados en la cultura negra. Pero con el paso del tiempo, junto con las desigualdades sistémicas, ¿es posible la recuperación?

“La esperanza es eterna, ¿verdad? Quiero decir, en eso es en lo que se centra toda mi carrera en este momento, en asegurarme de que se cuente toda la historia”, dijo Palmer. “Este es un gran momento de visibilidad para los artistas negros en la música country que han estado aquí: el pasado, el presente y el futuro. Pero creo que Nashville tiene mucha introspección y mucho autoexamen que hacer”.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman El Grande Editorial: Líder Web y Líder Tv

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

805 Follows