El Dólar
Compra:
$18.50
Venta:
$19.90

Italia está de vuelta

Afortunadamente, a partir del 1 de marzo Italia levantó las restricciones y es posible armar una ruta exprés en tren.

La Torre de Pisa debe su inclinación al inicio de su construcción, en el siglo 12, y es el campanario de la Catedral de Santa María de la Asunción. (Agencia Reforma)
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un viaje de trabajo me llevó a Milán, con el aviso de cubrir los tres días del evento y volver de inmediato a México, pues el gobierno italiano aún restringía el tránsito libre de viajeros provenientes de países no europeos. Era una medida precautoria tras la pandemia de Covid-19. Afortunadamente, a partir del 1 de marzo Italia levantó las restricciones y fue posible armar una ruta exprés en tren (www.trenitalia.com) para conocer algunos puntos de La Toscana; cultura milenaria, sabores, arte, arquitectura, paisajes maravillosos y ver renacer al turismo, con cubrebocas, ¡pero de vuelta!, todo eso se cumplió en el recorrido.

Pisa y Lucca

En la mañana partimos de Milán a Pisa, desde la estación de tren son unos 20 minutos a pie hasta la famosa torre inclinada -condición que tiene desde que inició su construcción, en el siglo 12, y que es el campanario de la Catedral de Santa María de la Asunción-; en el camino pasamos frente a la estatua de Galileo Galilei, oriundo de la ciudad. Llegamos ante la imponente torre, de más de 55 metros de altura, localizada en la Plaza del Duomo, que incluye la catedral -ésta, de acceso libre- y el baptisterio, este conjunto es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Uno podría quedarse horas admirando el sitio, pero la tarde está destinada a Lucca, la ciudad feudal cuya muralla data del siglo 16. Edificios bajos pintados en amarillo claro y tonos crema, con puertas y vestigios de ventanas arqueadas, muchas fachadas o parte de ellas en ladrillos expuestos que cuentan la historia centenaria de la ciudad, cafés, panaderías donde las piezas cuestan según su peso, bicicletas estacionadas, es el camino antes de llegar a la plaza principal, la Piazza Anfiteatro, cuya forma circular se debe a que fue construida sobre un anfiteatro del siglo 2 d.C y respetó ese diseño. Ahí la opción de restaurantes con mesas al aire libre es grande.
– Tren de Milán a Pisa, 4 horas. De Pisa a Luca, 30 minutos. De Luca a Florencia, 1.5 horas.

Florencia
La cuna del Renacimiento, la casa de Dante Alighieri y de Miguel Ángel, la ciudad descrita mil veces como un museo al aire libre, y que verdaderamente lo es. Dos días son apenas suficientes para recorrer esta hermosa ciudad, la cual lucía atiborrada de turistas. Hay que tomar precauciones: comprar con antelación el boleto para el Museo La Academia, si se quiere ver el auténtico David de Miguel Ángel, porque el que se encuentra en la entrada del Palacio Vecchio es una réplica o para la Galería de los Ufizzi, que alberga una cuantiosa serie de obras de arte. Visitar la Plaza del Duomo, con su imponente catedral de Santa Maria del Fiore y su no menos espectacular e innovadora cúpula de ladrillos, obra de Filippo Brunelleschi; atravesar el puente Vecchio, que antes era de pescadores y hoy alberga joyerías, y subir a la Piazzale Michelangelo, desde donde se tiene la mejor vista de Florencia, atravesada por el Río Arno. Comer paninos y comida típica en el mercado central es otra tarea que hay que cumplir en este destino.
-Tren Florencia a Siena: 1.5 horas.

Siena
La mayoría de viajeros lo dice: Siena es para un día, mínimo. Su geografía es la típica de la Toscana: techos de teja de barro, edificios y casas en colores ocre, amarillos, rojos suaves, rodeadas de pequeños valles y colinas. Esta vista generosa, 360 grados, se tiene desde el mirador de la Torre de Mangia -por 10 euros-, que mide 102 metros. La estancia permitida ahí es de 15 minutos, sólo hay que tener cuidado con las fuertes corrientes de viento. La torre, junto con el palacio Comunale se asientan en el centro histórico, en torno a la Piazza del Campo, una plaza medieval con una forma parecida a una concha, en cuyo perímetro se hace la tradicional Fiesta del Palio, una carrera de caballos que data del siglo 16. Además de perderse entre las calles de Siena, es invaluable entrar al Duomo o la Catedral de Siena, de estilo gótico (construida en 1255) y ver sus impresionantes columnas de mármol blanco y negro.
– Tren de Siena a Milán, 4 horas.

TABLA
Toma nota
– Para viajar a Italia hay que llenar el formato EU Digital Passenger.
– Locator Form (dPLF). https://app.euplf.eu/#/ Para ingresar a museos, restaurantes y cualquier espacio cerrado es necesario mostrar una prueba negativa de Covid-19 o acreditar la vacunación con las dosis aprobadas en la Unión Europea: Johnson & Johnson, Pfizer y Moderna.
– En cualquier transporte público es obligatorio portar la mascarilla FFP2, que se consigue en Amazon o allá mismo la venden, incluso algunas aerolíneas suelen darte un par.
– Para más información consulta: www.italia.it

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

328 Follows