El Servicio prevé una inundación catastrófica a lo largo de la costa del Golfo de Texas debido a la fuerte lluvia.

Harvey pasó de no ser siquiera una tormenta tropical a un huracán de categoría 4 en 56 horas, un fortalecimiento increíblemente rápido para una tormenta.

Apenas el miércoles a las 10:00 de la mañana, el Centro Nacional de Huracanes informaba que Harvey, que había sido una tormenta tropical que desvanecida el 19 de agosto, había retomado fuerza como una depresión tropical, un escalón por debajo de la categoría de tormenta. Los vientos máximos sostenidos de Harvey eran de 56,3 kph (35 mph).

Fuente: Crónica