El Dólar
Compra:
$18.80
Venta:
$19.90

El ser humano versión 4.0

Daniel Aguilar, director de comunicación corporativa de LG Electronics, reflexiona sobre el poder de las tecnologías para el trabajo 4.0

Daniel Aguilar, director de comunicación corporativa de LG Electronics, reflexiona sobre el poder de las tecnologías para el trabajo 4.0. [Agencia Reforma]
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una era de profundos cambios digitales es lo que estamos viviendo actualmente, los cuales están marcando nuestra forma de trabajar y desarrollarnos en nuestros ambientes laborales. Estos cambios están marcando también la manera en que nuestras próximas generaciones van a desarrollarse y convivir entre ellos; pero ¿este avance a la versión 4.0 del tipo de trabajo es realmente bueno para el hombre, para el trabajador?

Según Karl Marx, filósofo, economista y sociólogo alemán del siglo XIX, el trabajo dignifica al hombre y le permite sentirse útil y perteneciente a una sociedad. Hay que recordar que el hombre es social por naturaleza (Homo Socius) y debe sentirse parte del grupo. A lo largo del tiempo, hemos avanzado en derechos laborales y humanos que nos han permitido que este trabajo se realice bajo condiciones dignas.

Si nos remontamos a la Primera Revolución Industrial en 1765, la máquina de vapor y el ferrocarril marcaron una nueva era, y los trabajadores comenzaron a conseguir sus primeras victorias laborales.

En 1870, cuando la Segunda Revolución Industrial marcó una nueva era; la electrificación y la generación de líneas de producción en serie mostraron al mundo la capacidad de apoyarnos en las máquinas y la tecnología para producir más y que los trabajadores pudieran enfocarse en labores de mayor valor.

La Tercera Revolución Industrial en 1969, hace poco más de 50 años, comenzó con una explosión en el uso de la nanotecnología, el Internet y capacidad de comunicarnos de manera masiva, por medio de la masificación de la televisión y los medios digitales. Hoy estamos viviendo lo que podemos llamar la Cuarta Revolución Industrial, o Revolución 4.0, con el Internet de las Cosas, la información digitalizada y la robótica aplicada en nuestra vida.

Esta nueva versión nos lleva también a la oficina y el «trabajo 4.0», que proponen cambios esenciales en la manera en la que convivimos actualmente.

La pandemia por COVID-19 aceleró esta tendencia en nuestras vidas. La flexibilidad en los horarios de trabajo, la conexión remota y videollamadas, por mencionar algunas, son características que veíamos pasar en países avanzados, pero hoy son una realidad en el nuestro.

Todo este avance y eficiencia tiene sus claroscuros, al momento de analizarlo desde la perspectiva del trabajador.

Según datos globales, el uso de las videollamadas en Zoom fue de 300 millones de participantes diarios durante 2020; el de Google Meet de 100 millones y de Microsoft Teams de 250 millones, al cierre de 2021.

Sin duda, el negocio de las videoconferencias ha sido una gran solución y ha permitido mejorar la eficiencia de los trabajadores hasta un 50 por ciento, evitando traslados y tiempos muertos, pero… ¿es eficiente para los empleados?

De acuerdo con un estudio publicado por el Stanford Virtual Human Interaction Lab (VHIL) de la Universidad de Stanford, el uso excesivo de las videollamadas ha generado en los usuarios ansiedad y aislamiento social, al asumir que por existir las videollamadas se tienen que usar siempre, y mencionan 4 razones principales: la primera es que al observarnos todo el tiempo en la pantalla, nos sentimos presionados al estar autoevaluándonos; en segundo lugar, nos sentimos observados todo el tiempo por todos los participantes. La tercera razón es que mantenernos siempre en el mismo lugar en todas las reuniones nos cansa y, finalmente, nos enfrentamos a la incapacidad de aprovechar la comunicación no verbal, pues el uso de las manos y la mirada se pierden a través de la PC, y eso implica un mayor esfuerzo para entender a los demás.

¿La solución? Aprovechar el trabajo 4.0 y sus tecnologías pero no abusar; permitirnos «conectar» presencialmente con los demás es importante. Las relaciones interpersonales se cultivan en vivo y eso también nos da mayor productividad.

Evitar el aislamiento social es igual de importante para la salud mental como lo es para mantener el buen desempeño del trabajador a largo plazo.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

328 Follows