El Dólar
Compra:
$18.30
Venta:
$20.30
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 2,475,705

    Muertes: 231,151

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 57,772

    Nuevo Laredo: 5,156

    Laredo, Texas: 44,394

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 5,278

    Nuevo Laredo: 746

    Laredo, Texas: 844

El rol de las redes sociales en las campañas medioambientales

A lo largo de las últimas cuatro décadas, los entes con intereses económicos contrarios a la conservación se han enfocado a poner en entredicho los argumentos científicos

Los jóvenes son quienes más utilizan las redes sociales; además, registrarse en ellas es gratis. [Pïxabay]
Agencias

La eficiencia en las comunicaciones es una cuestión clave en cualquier tipo de promoción o activismo en favor de una causa. Evidentemente, esta noción es igualmente válida para las campañas de conservación de entornos y de especies naturales. Por ende, las iniciativas ambientalistas se han volcado hacia las plataformas digitales, pues son idóneas para llegar a una audiencia vasta.

En ese contexto, las redes sociales representan la máxima expresión de la hiperconectividad actual. Según el Departamento de Conservación y Recursos Naturales de Pensilvania (2020), las más utilizadas con fines medioambientales son Facebook, Twitter e Instagram. Su uso se mantendrá en aumento porque los jóvenes son quienes más las utilizan; además, registrarse en ellas es gratis.

El marketing digital de las campañas de conservación

Existen muchas similitudes entre el mercadeo “típico” con fines comerciales y la planificación de publicaciones ambientalistas en internet y en las redes sociales. En este sentido, la modalidad más poderosa para producir mensajes con mayor impacto entre los internautas es el videomarketing (Fisher, 2020).

Por consiguiente, los encargados del diseño y la transmisión de contenidos en medios digitales deben familiarizarse con las herramientas más actualizadas, como el editor de videos más eficaz. De esa manera, es posible crear clips audiovisuales con el formato y las características estéticas adecuadas para cumplir con las metas propuestas en cada plataforma.

Los objetivos de las iniciativas de conservación en redes sociales

Toda campaña en pro del medio ambiente —ya sea en internet o en medios tradicionales— tiene como primer propósito informar a la población. Con ello, se persigue concientizar y sensibilizar a una comunidad (local, nacional o global) con respecto a temas que también le conciernen. Después de todo, el deterioro de los entornos naturales siempre afecta a los habitantes de una región.

El segundo objetivo es un llamado a la acción. En esta fase, el público se debe hacer partícipe de la campaña de forma directa (donaciones, voluntariados, registros…) o indirecta (mediante la difusión de mensajes). Una vez completados los pasos iniciales, el cometido final es captar la voluntad política de las autoridades pertinentes para la causa (Barrios-O’Neill, 2021).

Objetivos políticos de las campañas medioambientales

  • La creación y/o modificación del marco jurídico de protección de un determinado ecosistema con sus especies naturales.
  • La promulgación de contenidos educativos (por decretos de ley u ordenanzas regionales) entre la población.
  • Conciliar medidas concretas entre la sociedad civil, las autoridades y los colectivos ambientalistas sobre la conservación del medioambiente.

El factor clave: la opinión pública

La parte más difícil del marketing ambientalista es traducir el apoyo —likes, seguidores, publicaciones compartidas— en una matriz de opinión favorable a la iniciativa. En este punto, la crítica constante hacia las compañías o instituciones que contaminan el ambiente y a las políticas existentes suele derivar en generar una batalla legal entre ecologistas y gobernantes.

El ejemplo del cambio climático

A lo largo de las últimas cuatro décadas, los entes con intereses económicos contrarios a la conservación se han enfocado a poner en entredicho los argumentos científicos. Al respecto, Phoebe Keane de BBC News (2020) explica cómo los grandes consorcios petroleros hacen dudar a la población sobre el calentamiento global. 

Keane señala que desde 1989 el lobby empresarial anti ambientalista estadounidense se ha dedicado a infundir escepticismo en torno al cambio climático. Es un tipo de “marketing” engañoso, desplegado en prensa (y en internet, más recientemente) dirigido a los sectores de la población con menor formación educativa.

Escepticismo más ideología política: la combinación perfecta para la confusión

Las campañas creadas para poner en duda las teorías científicas sobre la emergencia climática han calado en los sectores de la población más liberales de Estados Unidos y de Europa occidental. En ese contexto, las organizaciones en favor de la economía basada en la quema de combustibles fósiles aprovechan cada resquicio para generar una matriz de opinión confusa.

Jerry Taylor —quien trabajó durante 23 años en el Instituto Cato de EE. UU., una de las asociaciones de extrema derecha anti calentamiento global— declaró a la BBC lo siguiente: “… durante 25 años, los escépticos del cambio climático como yo convirtieron en materia identidad ideológica el hecho de que, si tú crees en el cambio climático, eres por definición un socialista”.

El tráfico de animales y las redes sociales

Las redes sociales han sido ampliamente aprovechadas por los traficantes de animales amenazados. Según la Fundación Mundial para la Vida Silvestre (WWF – siglas en inglés), la mayoría de las transacciones para este tipo de contrabando se ejecutan en plataformas como Facebook. Incluso, la población común podría (sin quererlo) contribuir con este tipo de actividad ilícita.

Por ejemplo, Bockhaus (2018) indica que muchas veces los influencers comparten imágenes llamativas de especies amenazadas sin saber el estatus del ejemplar retratado. Entonces, la clave para prevenir situaciones similares es la difusión de conocimientos sobre el cuidado del medioambiente y de las especies naturales en peligro de extinción.

El poder de las redes sociales en las campañas en favor del medio ambiente

Las estrategias de desinformación han sido ampliamente denunciadas por organizaciones muy conocidas a nivel mundial, entre ellas Greenpeace y Business Green. Para contrarrestar el asedio constante de los consorcios y políticos contrarios a las iniciativas ambientalistas, ambas instituciones recurren al marketing digital para reivindicar su legitimidad.

A continuación, se mencionan algunas de las estrategias de marketing digital más utilizadas por las organizaciones ecologistas:

  • Distribución de información por correo electrónico. En añadidura, difunden invitaciones para registrarse en sus boletines digitales informativos.
  • Anuncios pagos en Instagram, Facebook y YouTube.
  • Promociones para sus suscriptores y seguidores en las redes sociales.
  • Comentarios frecuentes en Twitter sobre política ambiental y difusión de sus contenidos en esta plataforma.
  • Aplicación de estrategias SEO para el posicionamiento de sus artículos científicos e informativos en los buscadores.

El social media en las campañas de conservación

Beneficios

  • Acceso a una audiencia en crecimiento constante.
  • Posibilidades de involucrar a la población joven con las iniciativas de preservación de los entornos naturales y de conservación de especies amenazadas.
  • Promoción directa de contenidos de la página web de las ONG o de las instituciones dedicadas al cuidado del medio ambiente.
  • Captación de voluntarios, donantes y personal científico para la causa ambientalista.
  • Intercambio de información con el público. De este modo, los responsables de las iniciativas ecologistas pueden enterarse más rápido sobre algún problema reciente.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows