El Dólar
Compra:
$18.60
Venta:
$20.00

Cantan a difunto ‘Jefe de Nuevo Laredo, y ´’Una página más’

Visitantes convierten los panteones en un centro de fiesta, nostalgia y tristeza

Para hacer ameno su desayuno, pidieron a un trío musical. [Pabel Morfín/ Líder Informativo]
Iván Zertuche/ Líder Informativo

NUEVO LAREDO, TAM.- En el marco de la conmemoración del “Día de Muertos”, nuevamente los panteones lucieron repletos de familias, que dedicaron un momento de su ajetreado día, para compartir en las tumbas de quienes ya han adelantado su viaje en esta vida.

Algunos visitantes con tríos, otros con sólo flores, hacían homenaje a sus fieles difuntos, muchos con el dolor de su partida aún fresco en su memoria, otros ya resignados a su partida, pero conviviendo con ellos en su última morada.

Una de las pocas familias, que conservan la tradición de ir al panteón, y convivir junto a la tumba de sus familiares, son la familia de Hoyos, quienes con una cafetera, una pequeña hilera con tacos, salsa, se sentaron en las tumbas vecinas, para desayunar, platicar y recordar a sus familiares.

“Esto para nosotros es de todos los años, como ven, aquí me acompaña incluso uno de mis hijos, viene a visitar conmigo a su abuelo, y nos traemos algo para desayunar, de hecho tenemos familia en el Panteón Municipal Nuevo, y en del de Los Ángeles, empezamos aquí con desayuno, comida en el Nuevo, y cena en el de Los Ángeles, todo el día es para ellos, y comemos todo el día con ellos”, expreso contento don Darío Adán de Hoyos.

Para hacer ameno su desayuno, pidieron a un trío musical, que tocaron algunas canciones que eran del gusto del difunto, como fueron “Jefe de Nuevo Laredo”, y “Una página más”, tanto para el deleite de la familia de Hoyos, como para otras personas que visitaban a sus seres queridos.

A escasos metros la familia Soto Ruiz, hacia lo propio, adornando y montando un pequeño altar, para doña Bernardina Muñiz de Soto, María Ruiz Contreras y don Epifanio Soto Muñiz, abuela, madre y padre, de doña María Luisa Soto Ruiz, que acompañada de hijos, y nietos, así como de sus hermanos, homenajeaban a sus seres queridos. “Todos los años hacemos lo mismos, limpiamos, adornamos, y hacemos un pequeño altar sobre la tumba, pero para convivir traemos algo que comer, hoy trajimos taquitos, y refrescos, como trabajamos andábamos cansadas, y ya no hicimos tamales, pero lo importante es estar aquí con ellos, a pesar que ya murieron, es bueno venir a sus tumbas, y sobre todo convivir en familia”, explicó la señora María Luisa.

Otra tumba que a pesar de lucir siempre y todos los días sola, en realidad jamás lo está, es la de un supuesto “brujo”, a quien identifica su lápida como el Maestro Cipriano Tavarez, quien las historias sobre él cuentan fue un maestro brujo, y sus seguidores mantienen limpia y bien cuidada su última morada.

En dicha tumba ni en “Día de Muertos”, se ve una sola persona orando, o armándole un altar con sus comidas preferidas, pero sin embargo, su tumba luce siempre pintada, con flores, y muy limpia, ya que según los propios cuidadores del cementerio, son sus discípulos quienes se ocupan de él.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

328 Follows