El Dólar
Compra:
$18.80
Venta:
$19.90

Brinda sorpresas el nuevo smartphone Realme 9i

La prolongada autonomía de la batería y un procesamiento equilibrado son sus atributos más notorios

A México llegó Realme 9i, un dispositivo que transita la senda de la gama media. [Agencias]
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La serie 9 de Realme fue lanzada globalmente a mediados de febrero. Se trata de la más reciente generación numérica de la marca compuesta por los modelos Realme 9 Pro, Realme 9 Pro+ y Realme 9i.

A México llegó Realme 9i, un dispositivo que transita la senda de la gama media el cual probamos y de entrada te compartimos que resalta por su prolongada autonomía de la batería, procesamiento equilibrado y pantalla grande, aunque hay limitantes en cámaras.

La primera impresión al sostener el equipo es la de un teléfono de grandes dimensiones, tiene un tamaño de 164.4 mm de alto, por 75.7 mm de ancho y un grosor de 8.4 mm, su peso es de 190 gramos.

En cuanto al cuerpo, en la parte trasera tiene una cubierta plástica brillante con un patrón de líneas rectangulares que se aprecian más cuando incide la luz. El dispositivo luce elegante, aunque por el material empleado se vuelve un imán de huellas.

Para darle un extra de protección, el fabricante añadió un protector de silicona de buena calidad. En el exterior también se encuentra un sensor de huellas digitales en el botón de bloqueo y en la parte inferior radica un conector de audífonos de 3.5mm.

Al frente hallamos una pantalla IPS de 6.6 pulgadas con resolución FHD+ (2412×1080) y una frecuencia de actualización de 90Hz. Aquí vale la pena recordar que su hermano, el modelo Realme 8i, contaba con 120Hz.

Al momento de iniciar el teléfono y configurarlo encontramos Android 11 con la capa personalizada Realme UI 2.0. Me hubiera gustado que tuviera Android 12, lanzado hace unos meses, de esta manera sería aún más atractivo.

Lo agradable de Realme UI 2.0 es que tiene una variedad de opciones de personalización, desde estilos de íconos, distribución de aplicaciones, colores de la interfaz, tamaño de letra, entre otras. Además, incluye una burbuja lateral inteligente para añadir algunos atajos para hacer más rápida las captura de pantalla o acceder a la calculadora.

La experiencia en el día a día resultó fluida gracias a su procesador Snapdragon 680, un chipset innovador construido en un proceso de 6nm, que a decir de Realme, otorga una potencia tremenda y un bajo consumo de energía.

En los hechos, puedo confirmar que los dichos de Realme son ciertos. Al ser un usuario que necesita varias apps de productividad de la suite de Google, acompañado de herramientas como la Grabadora y algunas apps de esparcimiento como Disney+, Spotify y YouTube, en ningún momento percibí atascos o alguna disminución de la velocidad en procesos.

Este avanzado soporte de ejecutar varias aplicaciones al mismo tiempo viene de una novedosa tecnología de memoria RAM dinámica. El teléfono cuenta con 6GB de RAM, que por cierto es una cantidad decente por defecto, no obstante permite incrementar la capacidad hasta 11GB con el espacio de almacenamiento del teléfono.

Respecto a la memoria interna, ésta es de 128GB, suficientes para guardar fotos y videos, aunque quedará algo corta con juegos, tomando en cuenta que los títulos más populares abarcan en promedio más de 5GB de espacio.

Hablando de videojuegos, el dispositivo me permitió largas sesiones de partidas. Gracias a la mancuerna entre el eficiente procesador y la memoria RAM, disfruté sin contratiempos de Pokémon Unite, Apex Legends Mobile y Dead by Deadlight Mobile, sólo que con gráficos de medios a bajos.

Un punto donde reluce el teléfono es el bajo consumo energético. Aquí es donde entra en juego los 6nm del dispositivo, pues con un uso regular me permitió llegar a las 24 horas de uso con una sola carga.

El cargador completa el buen sabor de boca del tema energético, con un adaptador de 33W que permite recargar el móvil en, aproximadamente, una hora con 10 minutos.

Tenemos un sensor principal de 50MP, cuyos resultados son espléndidos, siempre y cuando haya una buena cantidad de luz. [Agencia Reforma]

En el tema de cámaras hay sentimientos encontrados, por un lado tenemos un sensor principal de 50MP, cuyos resultados son espléndidos, siempre y cuando haya una buena cantidad de luz. En la noche es donde hay inconsistencias, pues las imágenes pierden detalle. El modo Noche en el software de la cámara llega a compensar ligeramente esta situación.

La cámara principal está acompañada de un sensor macro de 2MP y un sensor de profundidad de 2MP. El más funcional es el de desenfoque, pues realiza un buen trabajo en fotos de tipo Bokeh al difuminar correctamente el fondo respecto al objetivo, sobre el macro, hubo problemas de enfoque, tuve que llevar a cabo varios intentos para una imagen definida.

En lugar del macro, me hubiera gustado un sensor gran angular para darle mayor rienda suelta a las fotos en exteriores.

Respecto a la cámara frontal, dispone de un sensor de 16MP, cuyos resultados fueron aceptables nuevamente en ambientes iluminados, no así al momento de caer el atardecer o en lugares cerrados.

Por último su conectividad es aún 4G, un aspecto a tomar en cuenta, pues la quinta generación de redes móviles ya está en México de la mano de Telcel y en algunos puntos de la Ciudad de México con AT&T.

¡Lo mejor!

A diferencia de Realme 8i, que es abultado y estridente, este modelo es más sobrio. A simple vista luce premium y con su acabado prismático en la parte trasera le da una firma de elegancia.

En el interior también sobresale, pues gracias a su procesador, memoria RAM dinámica y capacidad de batería derivan en una grata experiencia para los usuarios más demandantes.

Lo menos cool…

El sistema operativo se queda en el pasado con Android 11. Otros atributos, como las cámaras, conectividad y tipo de pantalla las comparte con su hermano menor Realme 8i, así que no hay muchas diferencias, excepto las del procesamiento y diseño exterior.

Lo que hizo falta

Se extraña una cámara ultra gran angular para tomar fotos en lugares espaciosos. Sería más completo si su enorme pantalla fuera OLED y contara con una protección Gorila Glass. Tampoco incluye 5G, una novedad, que se puede encontrar en varios dispositivos de gama media por el mismo rango de precio.

Conclusión

Para ser un teléfono de gama media, Realme 9i roza las características de un producto bueno, bonito y barato, sólo que los aficionados a la fotografía no quedarán muy satisfechos. Respecto a otros apartados, como rendimiento y autonomía, el teléfono responde de manera equilibrada.

Realme 9i

$7,500, disponible en Telcel
Calificación: 4/5 estrellas

A detalle

Realme 9i

  • Pantalla: IPS LCD de 6.6 pulgadas con resolución FHD+ (2412 x 1080 pixeles), con tasa de actualización de hasta 90Hz.
  • Procesador: Snapdragon 680.
  • Memoria RAM: 6GB, más 5GB virtual.
  • Almacenamiento: 128GB, expandible tarjeta microSD.
  • Cámaras principales: Triple con 50MP en la cámara principal, macro de 2MP y sensor de profundidad de 2MP.
  • Cámara frontal: 16MP.
  • Batería: 5 mil mAh.
  • Sistema operativo: Android 11, con capa personalizada Realme UI 2.0.
  • Seguridad biométrica: Sensor de huella en botón de bloqueo y reconocimiento facial.
  • Conectividad: WiFi, Bluetooth 5.0 y Dual SIM.
  • Peso: 190 gramos.
  • Colores: Negro prisma y azul prisma

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Contactanos:
Tel: (867) 711 2222
Email: editor.liderweb@gmail.com

Social

328 Follows