El Dólar
Compra:
$19.15
Venta:
$21.15
  • CORONAVIRUS MEXICO

    Confirmados: 895,326

    Muertes: 89,171

  • CONFIRMADOS EN:

    Tamaulipas: 31,921

    Nuevo Laredo: 2,766

    Laredo, Texas: 15,145

  • MUERTES EN:

    Tamaulipas: 2,751

    Nuevo Laredo: 307

    Laredo, Texas: 353

Batallan para sintonizar clases en cuarentena

Este es el 'bache histórico' más grande de la humanidad desde que hay escolaridad, asegura David Calderón, presidente de Mexicanos Primero

La señora Paulina Díaz se queja del exceso de tareas que los maestros encargan a sus dos hijos. [Agencia Reforma]
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- María Eugenia Hernández, de 41 años, un ama de casa de una comunidad rural de Timilpan, Estado de México, dice que ha buscado en todas partes con su antena nueva. En la cocina, en los cuartos, incluso en el patio y no logra sintonizar el Canal Once donde ha escuchado que pasan cápsulas educativas para su niña Iris, de 11 años, de quinto de primaria.

En la escuela Primaria Vicente Guerrero le dieron también tres engargolados para continuar las clases durante la pandemia del Covid-19, pero su hija se aburre. A veces manda a su profesor fotos de las planas por WhatsApp, y hasta el tercer día tiene la respuesta.

Sus otros dos hijos, Isaac, de 17 años, y Oasis, de 16, en segundo y primero de la preparatoria, ya piensan en dejar la escuela a pesar de que desde el 20 de abril, cuando la SEP anunció que regresarían a clases “en línea”, ella tiene que pagar 60 pesos al menos dos veces a la semana para que revisen la tarea en un ciber café del pueblo.

“Yo trato de ayudarle en lo que entiendo, pero ya me mandó tres mensajes la orientadora de que Oasis no ha enviado nada de tareas. Yo ya no la veo tan convencida y si ella no lo entiende, yo menos. En el caso de Isaac, él va a cumplir 18 años en octubre y ya se quiere ir a las ferias, porque allá trabaja con los sonideros”, afirma María Eugenia, esposa de un albañil. Ambos, están a cargo de uno de los 18.3 millones de hogares sin internet en México, el 47 por ciento del total, según cifras del 2019 del INEGI.

Iris es apenas un caso entre los 25 millones 447 mil 467 estudiantes de Preescolar, Primaria y Secundaria en México que están sin clases presenciales por la emergencia del Covid-19.

En México, hay 4 millones 891 mil 2 estudiantes de Preescolar; 14 millones 20 mil 204 de Primaria, y 6 millones 536 mil en Secundaria en 226 mil 188 escuelas públicas y privadas, según el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

En Media Superior, son 5 millones 684 mil 470 alumnos en 17 mil 929 planteles. En total, 244 mil 117 planteles, sin contar los de Universidad, que hoy están cerrados.

Pero, esos son sólo números. Los hijos de la señora María Eugenia Hernández están a punto de dejar la escuela. Ella cree que es porque no los puede ayudar, porque no tiene internet y porque no sirve su antena. Y aunque ella vive en un medio rural, no es la única.

El 14 de marzo, el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, anunció la suspensión de clases desde el 20 de marzo como manera de prevención del Covid-19. Las vacaciones de Semana Santa terminarían hasta el 20 de abril.

El 20 de marzo, la SEP informó que en televisión abierta, como Canal Once, se transmitirían programas educativos para primaria, secundaria y bachillerato.

El 30 de marzo, rectificó que la suspensión de clases se alargaría hasta el 30 de abril.

El 14 de abril anunció que a partir del 20 todo mundo regresaría a clases pero “en línea”, con el programa “Aprende en Casa”, por plataformas digitales o televisivas y hasta por radio.

El miércoles, cuando la cifra de muertos había subido a 3 mil 926 casos, 353 en un solo día, Moctezuma hizo el último anuncio: las clases se podrían reanudar 1 de junio o “hasta que sea seguro”. Trece estados, por su parte, han anunciado que terminaran sus clases y que van a prepararse para el regreso en agosto.

En el transcurso de los anuncios, la señora Paulina Díaz Marín, de la Colonia Obrera, tuvo que llevarse la televisión de sus padres para que sus dos hijos, de 14 y 10 años, aprendieran mirando el Canal Once. Por suerte, en la Colonia Obrera, donde viven, se alcanza a ver, aunque se queja de que el trabajo para ella, que perdió su trabajo en la Colonia Roma, es tanto. Los niños se aburren, los maestros dejan demasiada tarea.

“Les mandan mucho trabajo aparte de los de la televisión y esos trabajos nada tienen que ver con lo que explican en la televisión. Y si tienen dudas, nadie se las puede resolver. Los maestros de la secundaria de mi hijo piden que se entreguen esos trabajos vía correo electrónico. Los mandas y algunos ni siquiera te contestan de recibido y menos las dudas.

“Principalmente, esos son los problemas: que no hay nadie quien les explique las dudas. Porque la televisión sólo ven videos y ya, y las actividades de las clases en televisión siempre las ponen hacer con ayuda de la familia como si uno estuviera de vacaciones y no, también estamos tratando de subsistir”, dice.

El 12 de mayo, la SEP difundió un sondeo festejando su estrategia de estudio entre los maestros.

“Las maestras y maestros del País consideran que los medios para la difusión e implementación del programa son buenos o muy buenos, y en algunos casos, excelentes”, informó.

Que en el “Sondeo Magisterio, Aprende en Casa” participaron 302 mil 270 docentes de preescolar a normales, el IPN y el Tecnológico Nacional de México y el 52 por ciento aseguró haber recibido asesoría para el programa Aprende en Casa. Lo cual significa que el 48 por ciento del total de un millón 519 mil 322 docentes que hay en México no fueron capacitados. Y de hecho la asociación civil Mexicanos Primero publicó en su portal una nota señalando ese dato.

“La SEP está reconociendo que no todos los maestros fueron capacitados y que no se está llegando a todos los niños, por eso son medidas de apoyo a los estudiantes. Medidas no sólo educativas, sino de apoyo socioemocional. Es importante, además, que se sepa que lo que está pasando ahora no es un equivalente al ciclo escolar regular, es nada más tratar de mantener algunos aprendizajes”, dice David Calderón, presidente de Mexicanos Primero.

Este es el “bache histórico” más grande de la humanidad desde que hay escolaridad, indica, porque ni siquiera en la Segunda Guerra Mundial cerraron tantas escuelas en todo el mundo.

Para Calderón, la estrategia digital no ha tenido éxito y las desigualdades tan amplias en el País, de falta de acceso a internet, dejará como siempre a los más pobres como marginados.

De parte de los maestros también hay quejas.

Patricia Hernández, una profesora de Tecnología en Secundaria y de Computación en Primaria, ambas privadas en Cuautitlán Izcalli, afirma que se pasa hasta 20 minutos de los 40 que permite la aplicación de video conferencias Zoom discutiendo con sus alumnos.

“Me dicen ‘Miss, es que no puedo, no sé cómo instalar el zoom, no sé cómo poner la clave’. Entonces estás con unos ya dando clases y a otros no les sirve su micrófono o no tienen cámara y otros me escriben por Whats: ‘Miss, no la puedo escuchar'”.

A veces usa también el Classroom de Gmail.

A pesar de todo, Patricia Hernández, licenciada en informática, con una maestría en docencia, considera que en las escuelas donde trabaja hay un mejor aprovechamiento por ser privadas, pues en algunas públicas no hay computadoras suficientes.

Según el INEE, hasta el ciclo escolar 2017 -2018 había en México 36 mil 356 escuelas privadas desde preescolar hasta media superior. Aun así, la profesora recuerda el pretexto más increíble que le han dicho para no entrar a clases: que no pueden entrar a su correo porque se les olvidó la contraseña.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

328 Follows