El Dólar
Compra:
$17.80
Venta:
$18.60

Dejeme y le platico de un libro

Radios Cognitivos

Jaime Elio Quintero

Buscando en el ciberespacio proyectos, o iniciativas de proyectos de avanzada, en los centros de investigación nacionales e internacionales, pero principalmente en las universidades de la provincia mexicana, encontré este, que hoy quiero platicarle a usted, mi amigo lector, de la Universidad Autónoma de San Luís Potosí, que me llamó a curiosear y ponerle especial atención.

Antes, y en materia de logros, quiero decirle que este antiguo centro de estudios recibió su autonomía a fin de manejarse con absoluta libertad en su fuero interno (capacidad para auto manejarse administrativa y académicamente), antes de que la obtuviera la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por lo que la hace primigenia en operar sus recursos de acuerdo a lo acordado en el seno de su propio cuerpo de gobierno.

Esta condición y hecho de autogobernarse (no de excepción territorial), le ha permitido encausar sus recursos humanos, materiales, financieros y académicos y de gestión, hacia las prioridades de desarrollo económico y social regionales y locales, lo que de inicio habla bien de su condición de alma mater. Mire usted, amigo lector, esta institución, según (y no habría por qué dudarlo), lo que aparece en su página electrónica y su revista de divulgación académica y científica, trabaja con tecnologías de avanzada que aún no están en el mercado. Por ejemplo, en el tema de radios cognitivos que hoy nos ocupa.

Este conocimiento surgido muy recientemente en Silicone Valley, ha permitido crear un prototipo capaz de detectar y trasmitir las señales de radio, explica el catedrático Enrique Stevens de la Facultad de Ciencias, de la UASLP, y se les conoce como tecnología disruptiva, pues permite desplazar y aprovechar los espacios utilizados en el espectro electromagnético, conocido también como canales de comunicación, que en la radio mexicana actualmente se usan por medio de números o frecuencias para emitir una señal.

En esencia, el radio cognitivo (conocimiento y experiencia-inteligente), es decir que estos artefactos son capaces de encontrar en fracción de segundos, espacios por los que se pueden trasmitir señales, y evitar con esto, estar condicionados a un canal de comunicación exclusivo y regulado. Muy pronto, asegura el mencionado científico, estos aparatos miniaturizados estarán en los celulares, laptops, televisores, grabadoras y demás trastes electrónicos, lo que permitirá que estos se comuniquen con otros de su misma especie de manera dinámica y eficiente.

Con esto, los estudiantes y científicos de la máxima casa de estudios potosina pueden combinar adecuadamente la parte teórica de la enseñanza con la realidad actual y los más recientes avances científico-tecnológicos, preparando así, a las próximas generaciones de ingenieros para los empleos regionales y locales del futuro próximo, lo que no es, por cierto asunto menor, dado el extremadamente dinámico avance de las tecnologías de la información aplicadas a la industria manufacturera y a la robótica operativa.

Pues, cabe señalar una vez más, que la región centro del estado de San Luís Potosí, está incorporada al corredor industrial y manufacturero que inicia en el Valle de México, pasa por los estados de Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes, prolongándose hasta Nuevo León, cruzando posteriormente por la frontera tamaulipeca, hasta alcanzar los mejores mercados de la costa Este de Estados Unidos y Canadá. A este trayecto de miles de kilómetros, también se le llama la columna vertebral del anteriormente denominado Tratado de Libre Comercio (TLC).

Bien entonces, para los universitarios, docentes y científicos potosinos, y bien también para el futuro del acuerdo comercial de los tres países de Norteamérica, por cierto, recientemente actualizado, precisamente con el interés de abrir más puerta de transferencia tecnológica de las 2 naciones del norte hacia México, al subir la cuota de componentes producidos en la región (Reglas de Origen).

En la misma página electrónica de la (UASLP), usted, amigo lector, podrá encontrar otro dato interesante de esa misma casa de estudios, acerca de los emprendimientos en materia de tecnología aeroespacial, una rama más del aludido corredor manufacturero Mexico-Estados Unidos y Canadá, iniciada hace sesenta años con el lanzamiento del primer cohete universitario en 1958, conocido coloquialmente como Cabo Tuna.

Es sabido, y así lo menciona la misma revista científica, por otra parte, que México emprendió en 1950, el lanzamiento de cohetes con fines de investigación científica en áreas experimentales, hasta llegar a constituir, hace apenas unos años, la Agencia Espacial Mexicana, área del gobierno de México dedicada al conocimiento y exploración del espacio exterior.
GRACIAS POR SU TIEMPO

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

570 Follows