El Dólar
Compra:
$18.10
Venta:
$18.80

Dejeme y le platico de un libro

La tragedia Mexicana

Jaime Elio Quintero

Independiente de la diversidad en cuanto a los niveles de carencias en que ha vivido buena parte de la sociedad mexicana, en su calidad de subdesarrollo, que van desde la mínima Indigencia, la pobreza estructural (la subyacente o residual que todas la economías tienen incluso las socialistas o comunistas más extremas), o la del primer segmento de las tres capas de clases medias. México no está hundido en la marginación social generalizada, en la que los críticos (flageladores políticos) buscan ubicarlo, estos a como dé lugar, promueven el cambio de poder económico de una élite político-económica, a otra, que pretenden hacer nacer en los próximos años. Dígame sino amigo lector, cuando vemos al señor López Obrador pasearse y exhibirse en cuanto evento se presenta, con su contratista de obra pública consentido.

Mire usted, amigo lector, la importancia que tiene poner las cosas claras y en su debido lugar, para no sumarse o dejarse llevar por el ruido político que los arribeños al poder generan en las cámaras del congreso nacional mexicano.

Hoy más que nunca, la comunidad mediática del país precisa de refrendar su compromiso con el país alejándose de la adulación exagerada, y por el contrario, debe entender la realidad sin adjetivos, como fuente primigenia de la nota y el buen sentido periodístico. Hoy más que nunca, también, los partidos políticos que han quedado en la oposición después del 1º de Julio pasado, han de refrendar su compromiso con la sociedad entera señalando lo que le hace mal a los mexicanos, ya que es indudable, amigo lector, que la salida de capitales y la astringencia de inversiones que se avecina le hace mucho daño a todo el pueblo y mayormente a los más pobres.

Pero mejor aún es, que la sociedad civil toda, y particularmente los más de treinta millones de electores que no votaron por Morena en la pasada elección, no se desentienda de la manera en que éste movimiento político pretende manejar el país, por el contrario debe y tiene la obligación moral y política de estar atenta y reaccionar a tiempo ante la amenaza del mesianismo iluminado y el servilismo de las cámaras legislativas.

Resistirse ante la mala práctica política de querer inventar o reinventar a México cada seis años, debe ser la consigna ciudadana, ya que esta pésima costumbre electoral nos ha causado un grave daño social y económicos. Pretender ahora y dentro seis años otra vez, cambiar el modelo económico y el régimen político en curso, es regresar al pasado ilógico y arbitrario, es en términos reales e inmediatos un grave daño social, es regresar al error de Diciembre, a los largos períodos de hiperinflación y al ineficaz estatismo.

El gobierno entrante dio su primer zarpazo legislativo al aprobar la nueva ley sobre el uso y manejo del agua, sabemos que éste recurso natural es un bien social y de la nación, que no del gobierno en turno. También vale y es oportuno decirlo, que los privados han dado su primera respuesta con la marcha del pasado domingo, en contra de la cancelación del aeropuerto en Texcoco, estas manifestaciones callejeras es muestra de lo incómodo que se sienten las clases medias con el incipiente actuar del nuevo gobierno federal.

El caudillo ha logrado dar su primer paso, provocar que los privados y clases medias se inconformen públicamente y formen un frente que luche casa por casa y calle por calle contra el otro segmento social de clases populares, hoy en el poder, con lo que se profundiza la confrontación y división social del país, pasando, por consecuencia lógica y además rápidamente, de la controversia y la polémica fonética y mediática a la acción callejera, y más pronto que tarde a la violencia entre ricos y pobres, entre autoritarios y demócratas, entre presidencialistas y parlamentarios, entre fifís y chairos.

Qué triste destino el de México, condenado a la imprudencia de buscar como solución, cada seis años, destruir lo logrado y revertir con esto, la forma de gobierno y vida del país. Qué pena que prive la imprudencia y terquedad política, en lugar de que prevalezca la madurez y congruencia. Que no se olvide el gobierno entrante que no debe caer en el error de querer gobernar tan solo para los treinta millones de mexicanos que votaron por él.

Son más, muchos más los electores que no aprobaron la forma de ser del caudillo, ni su manera de actuar, son importante caudal de ciudadanos que con madurez y entereza aceptaron en paz el resultado del pasado 1º de Julio. Por tanto, no se les ocurra prenderle lumbre al país, no empujen a la gente a su auto radicalización, y no reaviven el fuego contenido. Es impredecible hasta dónde puede llegar esta creciente y manifiesta rivalidad, nadie puede saber qué nuevos males puede traer a México, ni tampoco nadie puede adivinar en qué y cuándo puede parar.

GRACIAS POR SU TIEMPO.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

455 Follows