El Dólar
Compra:
$17.60
Venta:
$18.40

Libro Política

Cambio de régimen

Carlos García Villarreal

Para cambiar de régimen político en un país se requieren dos elementos, el primero, reformar la constitución y leyes reglamentarias y, el segundo, dotar a las instituciones con nuevas funciones que faciliten el ejercicio del poder al nuevo gobernante.
En México, los cambios de régimen han costado a la ciudadanía sangre, sudor y lágrimas, en este sentido, recordemos aquel 31 de mayo de 1911, año en el que el General Porfirio Díaz (tras su renuncia como presidente de México el día 25 del mismo mes) partió del Puerto de Veracruz a su exilio en París. El hombre que detonó aquel fenómeno político fue Francisco I. Madero y su movimiento antirreleccionista, sin embargo, en lugar de promover paz social y desarrollo económico para el país, provocó una trágica revolución gracias a su inexperiencia como gobernante.
Para comprender la dimensión del régimen porfirista que desmanteló Madero, los líderes políticos de los países más desarrollados de la época como Inglaterra, Francia y Estados Unidos, lo calificaban, según el libro de Paul Garner: “Porfirio Díaz, entre el mito y la historia”, de la siguiente manera: “El General Díaz, fue sin duda, el creador del México moderno. Después de sesenta años de agitación que precedieron a su administración. Él llevó al país a un estado de progreso…”.
El reto de Madero era inmenso, tal vez nunca lo dimensionó. Le bastaron cinco meses como presidente de la república para que sus seguidores se desencantaran de su gobierno. La base del error maderista fue no remover las élites económicas y políticas instauradas desde el porfiriato, aunado a lo anterior y, creyendo en la democracia como fin último de la vida pública, permitió el acceso al congreso federal de senadores y diputados afines al antiguo régimen, quienes, al tomar protesta, se declararon enemigos del nuevo gobierno federal.
En el campo, la desilusión pronto permeó en la población, que, dicho sea de paso, representaba el 80% del total nacional, el origen de aquel descontento partió de la no restitución de tierras a los campesinos, mientras los latifundistas seguían explotando sus haciendas. Pero quizá el error de mayor trascendencia fue permitir al general Victoriano Huerta (hombre de confianza de Porfirio Díaz) continuar como uno de los principales líderes del ejército.
Así mismo, los mayores empresarios del sector petrolero (ingleses y estadounidenses), se declararon en contra de los nuevos impuestos promovidos por Madero, se dice que fueron éstos, quienes financiaron al General Victoriano Huerta para perpetrar el asesinato del primero en la llamada “decena trágica” de 1913. En suma, el final del proyecto maderista consistió en no concretar un cambio de régimen político de fondo y a tiempo.
Tras la muerte de Madero, el país se sumió en el caos de la guerra civil, el sueño de llevar a México a nuevos estadios de desarrollo y paz quedaron inconclusos gracias a su candidez como gobernante, con ello, México pasó, de una era porfiriana de orden y progreso, a una era de pobreza y sucesiones presidenciales al calor de las balas por una década más.
Hoy que estamos frente a la oportunidad de cambiar el régimen político, se precisa urgente que los implementadores reformen las leyes para darle vida, así mismo, que restructuren las funciones de las instituciones dentro del marco del federalismo, pero sobre todo, que inhiban la participación en la vida pública de quienes se enriquecieron ilícitamente de la mano del antiguo régimen, pues ellos, son y serán los enemigos del cambio. Recordemos la frase que Porfirio Díaz acuñó en su exilio tras enterarse del movimiento revolucionario de 1913 en contra de su rival y sucesor: “Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo”, el resto de la historia se cuenta sola.
Twitter: @carloskgv

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

411 Follows