El Dólar
Compra:
$17.20
Venta:
$18.30

Forjó familia de maestras y hombres de bien

Profesora Elodia Casso Salinas en vida fue un pilar en su hogar que junto con su esposo Roberto Benavides Arredondo proceso a cinco destacados profesionistas. [Agencias]
Gabriela González/Líder Informativo

Elodia Casso recibió las medallas Ignacio Altamirano y Rafael Ramírez por 30 y 40 años de servicio respectivamente

NUEVO LAREDO, TAM.- El legado que dejo a su familia la profesora Elodia Casso Salinas, sigue rindiendo frutos a través de sus cuatro hijas quienes ejercen la docencia, con la pasión que ella lo hizo aquí en Nuevo Laredo.

La profesora Elodia Casso Salinas nace el día 2 de enero de 1932 en el pintoresco poblado y cabecera municipal Ciudad Villaldama, Nuevo León. Su padre fue Sabás Casso Treviño; su madre doña Beatriz Salinas Romero, inculcó en sus hijos: Alicia, Consuelo, Crispina, Esperanza, Sábas y Elodia, la perseverancia y el tesón por el trabajo, siendo esta imagen materna la que forjó el férreo carácter de la menor de la familia.

La primera institución educativa que cobija su espíritu inquieto y siempre creativo es la escuela primaria “Pablo Livas” en su pueblo natal, donde cursa 1° y 2° grado.

Motivada por el ejemplo y el apoyo de su hermana la profesora Crispina Casso Salinas, en ese entonces maestra y directora de la escuela primaria “Manuel Acuña” en la que decide su educación elemental en este plantel y así combinó el estudio con el trabajo que realizaba en un taller de familiar en el tejido de la fibra extraída de la palma, que permitía un aumento en el ingreso económico para el sostenimiento de los gastos familiares.

Los estudios secundarios los realizó en la escuela Profesor Manuel Padilla en Villaldama Nuevo León, de 1945 a 1948, durante esta etapa de su vida destaca en eventos juveniles en el estado de Nuevo león logrando a conquistar el primer lugar estatal en carreras de velocidad.

Ante la expectativa de abrazar la docencia que por vocación y deseo de ayudar al progreso de su comunidad como lo hacían sus hermanas Crispina y Esperanza , ingresa a la Normal Miguel F Martínez en Monterrey Nuevo león en 1948.

En el transcurso de su estancia en esta casa de estudios fue seleccionada para formar parte del equipo de voleibol obteniendo el titulo de campeonas estatales.

Cursaba el segundo grado cuando le fue otorgada una plaza a la maestra estatal de adscripción en la primaria Diego Montemayor y en 1951 al titularse en la primaria Beatríz Velasco de Alemán destacó por su desempeño escolar.

En ese entonces, personas que integraban un patronato interesado en incoar un colegio particular acuden ala normal miguel F Martínez para citar a las autoridades escolares , al mejor maestro egresado de la institución que conjuntara forma de carácter, talento y don de mando, cualidades indispensables para llevar a cabo este proyecto, Los catedráticos de esta normal recomendaron a la profesora Elodia Casso.

Fue así como el 1 de septiembre de 1952, se convierte en la directora fundadora del colegio particular Valle Hermoso ubicado en Valle hermoso puesto que desempeña hasta 1058.
El colegio adquiere la excelencia educativa y ante el asombro de aquellos que no concebían que alguien tan joven fuera capaz de lograrlo.

Por estos años, conoce al profesor Roberto Benavides Arredondo joven maestro adscrito a la primaria 18 de Marzo enclavada en la ciudad de Valle Hermoso.

La estrecha calle que dividía a las dos escuelas y la profesión compartida establecen una coincidencia laboral que culminan con el enlace matrimonial de la pareja.

El 11 de agosto de 1956, en Villaldama, Nuevo león la profesora Elodia Casso Salinas y el profesor Roberto Benavides Arredondo deciden unir sus vidas para siempre.

Este matrimonio procrea a cinco hijos, en la actualidad motivados por el gran ejemplo de sus padres ejercen una profesión: profesora y licenciada en educación básica, Maribel Elodia, profesora y licenciada en educación básica y ciencias naturales María Nidia, profesora y licenciada en educación especial problemas de aprendizaje Marlene Catalina, ingeniero industrial en electrónica y maestro en ciencias con especialidad en control digital Roberto y la profesora y licenciada en educación básica y ciencias sociales Miriam Beatriz Benavides Casso.

En marzo de 1959 siempre con el anhelo de superación que la caracteriza, la profesora Elodia pasa a la federación como maestra de grupo en la primaria 18 de marzo de Valle Hermoso Tamaulipas, cuyo director era su esposo.

Después de haber cubierto su interinato en la primaria Antonio Casso comprendido de octubre de 1958 a marzo de 1959. En agosto de 1962 decide la familia trasladarse a Nuevo Laredo Tamaulipas, en el mes de septiembre se le ubica como maestra de grupo en la escuela Donaciano Echeverría hasta 1965 y después se cambia a la primaria Club de Leones.

El primero de septiembre de 1966 pasa a formar parte de la planta de maestros de la primaria Rafael Ramírez, siendo notable su gran labor académica al obtener en incontables ocasiones los primeros lugares a nivel zona escolar , municipal y estatal, recibiendo la enorme distinción de que sus alumnos sobresalientes saludaran al presidente de la república.

Su esfuerzo se ve coronado el 15 de noviembre de 1971, cuando por dictamen escalafonario recibe el ascenso a directora, cargo cuya titularidad desempeña en la primaria profesor Rafael Ramírez desde el 3 de noviembre de 1972 hasta el 30 de enero de 1977.

En los 14 años de su gestoría al frente de esta dependida escolar supo imprimir dinamismo, competitividad y deseo de superación en los centros de trabajo a su cargo, siempre bajo un clima de respeto y equidad simultáneamente a sus funciones como supervisora escolar federal, en febrero de 1990 decide proteger el futuro estudiantil de jóvenes de escasos recursos al aceptar concluir el ciclo escolar de la preparatoria del poniente de la ciudad incorporada a la UAT continuando así la obra filantrópica iniciada por su esposo en agosto de 1981.

Cabe hacer mención que en el edificio que ocupaba este plantel, funciona en la actualidad la escuela secundaria técnica número 69, a la que el 3 de noviembre de 1994, se le asigna merecidamente el nombre del profesor Roberto Benavides Arredondo.

Tan extraordinaria trayectoria magisterial no fue motivo de desatención para su familia, como esposa demostró un profundo amor para el que fue su marido, buena compañera en los momentos difíciles y emprendedora en la búsqueda de mejores horizontes para su hogar.

Como padre supo cultivar el respeto, los valores y la dedicación en cada uno de sus hijos.
Su fuente generadora de esperanza rebasó los limites generacionales nutriendo hoy la personalidad y el intelecto de sus nietos, como amiga es el consejo oportuno y sincero dictado por la experiencia, fue la mano honesta y firme dispuesta servir de apoyo ante la adversidad, como mujer de su tiempo fue presidenta de la Asociación de Beneficencia y Cultura AC. Integrado por las esposas de los miembros de Logias masónicas de Nuevo Laredo, mostrando su espíritu altruista y humanitario.

El magisterio como la milicia distingue a sus agremiados condecorándolos por su labor, por los años de entrega cotidiana a cada uno de sus alumnos. La milicia por una hazaña heroica.

Por ello la maestra recibió los más altos honores al recibir la medalla Ignacio Altamirano, por sus 30 años de servicio y la medalla Rafael Ramírez por 40 , además de diplomas, notas laudatorias, placas pergaminos y demás testimonios de su guido trabajo como docente.

El 1 de mayo de 1992 se retira voluntariamente de la Secretaria de Educación Pública. También se desempeñó como secretaria del Comité que preside la asociación de Jubilados y Pensionados del ISSSTE.

La profesora Elodia Casso Salinas debió sentirse satisfecha de su obra maravillosa, aquella que hizo de su vida un ejemplo, con el encanto de su presencia, con la armonía de su palabra y la seguridad de que el ideal de sus sueños no se pierde, para que muchos como nosotros siempre será la estrella que ilumina el horizonte inalcanzable que atrae el conjunto de valores morales. Su deceso ocurre el lunes 10 de febrero del 2014.

Actualmente es su hija Miriam Benavides Benavides Casso quien orgullosa desempeña el cargo de directora en la primaria de tiempo completo Rafael Ramírez, dando lo mejor de sí por la niñez, tal y como su madre lo hiciera en vida.

Concebido como una nueva plataforma tecnológica de impacto regional, Lider Web trasciende más allá de lo tradicional al no ser únicamente una nueva página de internet, sino más bien un portal con información al día que integra a los diferentes medios que conforman Editorial Fundadores: Líder Informativo, El Gráfico y Líder TV.

Social

20 Follows
261 Follows